Menu

¿Qué es la Musicoterapia Humanista y para que puede servirme?

asfgdafgLa Musicoterapia Humanista es un modelo creado en México por el Dr. Víctor Muñoz Pólit y está reconocido a nivel mundial por la Federación Mundial de Musicoterapia [(World Federation of Music Therapy (WFMT)] como el 6º modelo de musicoterapia.

La mayoría de las personas cuando piensa en la musicoterapia, la asocia con la relajación. “Si voy a musicoterapia me van a poner música para relajarme”. La Musicoterapia Humanista no persigue la relajación como objetivo inmediato. Es algo que podría alcanzarse o no, dependiendo de qué ocurra después de un proceso que se puede comprender con lo que se describe en los párrafos siguientes.

Este modelo de Musicoterapia es usado en psicoterapia humanista como un elemento poderoso y central que facilita el que la persona pueda entrar en contacto con su experiencia interior, con aquello que trae dentro en su psique. Entre lo que podemos mencionar que puede estar en la experiencia interior de cada individuo, tenemos: su historia, sus heridas, sus memorias de vida, sus aprendizajes, sus creencias y su historia sonora. Esta última es todo aquello que la persona ha escuchado (música y sonidos) y tiene algún significado emocional relacionado con su historia de vida.

Los musicoterapeutas humanistas no creemos en usar la música para relajar porque hacer esto no atiende al origen. Si una persona no está relajada es por alguna razón. Si se le pone música para que se relaje, al cabo de unos minutos o de unas horas de haberlo logrado, la persona estará igual que antes de relajarse porque no hubo un trabajo sobre las razones por las cuales no está relajada. Es como si para combatir una infección solo se usaran medicamentos para bajar la fiebre y no para atacar al origen de la misma.

Un proceso musicoterapéutico busca favorecer el que la persona pueda reconocerse a sí misma con todo aquello que le favorece y también con todo aquello que no solo no le favorece, sino que le representa retos, problemas, obstáculos, etc. Muchas personas crecen en ambientes familiares nocivos para su desarrollo óptimo. Esto genera huellas que tarde o temprano afloran en el comportamiento de la persona, en su manera de responder a los estímulos de su propia vida.

El trabajo con música es maravilloso pues ésta ofrece la posibilidad de ir más hacia adentro, más profundamente y ayuda a quitar barreras o defensas que muchas personas ponen por delante cuando se trata de trabajar con sensaciones y sentimientos.

Detrás de cada sentimiento hay una necesidad y cuando no atendemos a nuestros sentimientos, no podemos saber cuáles son nuestras necesidades reales. Las necesidades vinculadas con los sentimientos son muy importantes. Por ejemplo, cuando alguien experimenta un miedo real, la necesidad casi siempre es la de protección. Si alguien que siente miedo (hay de unos miedos a otros) no se protege, está en riesgo; en ocasiones en riesgo de perder la vida o de perder cosas importantes.

En nuestra sociedad occidental a la mayoría nos han enseñado que sentir es malo o es algo de lo que hay que avergonzarse, por lo cual hay que mantenerlo oculto. En algunos casos, aceptar qué siento, puede ser motivo de burla y de críticas. Hace algunos años, después de un encuentro de futbol entre dos equipos muy conocidos y enemigos por años, entrevistaron a uno de los jugadores del equipo que en esa ocasión perdió. Cuando esa persona declaró que habían perdido “porque tuvimos miedo”, toda la prensa y la afición se le vino encima: ¿Es realmente un pecado sentir miedo? Pareciera que es un sacrilegio reconocerlo y hacerlo público. Si no aplica para todos, por lo menos aplica para la mayoría.

Otra de las ventajas del trabajo musicoterapéutico es que la persona que acude en busca de ayuda, puede, mediante el trabajo con la música y la ayuda del musicoterapeuta, ir ampliando la conciencia de sí mismo. Puede ir dándose cuenta de quién realmente es, qué quiere y qué necesita, comparando contra todo aquello que le dijeron que “debería” de ser, que aprendió que debería desear y alcanzar. Algunas personas empiezan a darse cuenta de que usan máscaras con tal de ser aceptadas, pero que al usarlas viven insatisfechas pues solo las usan para evitar sentir.

En conclusión la musicoterapia es la combinación de psicoterapia con la música, en donde esta última actúa como un facilitador del proceso para que la persona se ponga en contacto con sus sensaciones, emociones, sentimientos y necesidades. A partir de aquí la persona también puede adquirir mayor conciencia sobre sí misma.

Curriculum de Miguel Dominguez R.G.

Sistemas Computarizados desde 1988 por la Universidad Iberoamericana. Facilitador Humanista y Grupal desde 1999 por el Instituto Mexicano de Musicoterapia Humanista (IMMH). Musicoterapeuta Humanista desde 2001 por el IMMH. Consultor en Marketing Digital desde 2008 por WSI (Toronto,Canadá). Terapeuta en Biomnémica desde 2014 por la Sociedad deBiomnémica. Docente en la Maestría de Musicoterapeuta Humanista (IMMH) desde 2013. Facilitador de talleres humanistas desde 2002. Facilitador y Consultor de diversas empresas nacionales e internacionales desde 1994.

Casi un Diario

Martes 4 de Julio de 2017.

Hoy es otro aniversario más de la independencia del país que, hasta hace poco, era el paladín de todo lo libre: empresa, voto, democracia, etc. y que hoy ¡tristemente! sólo acompaña como comparsa al payaso mayor ARROGANTE en su baja estatura cualitativa. De todos modos y a pesar de él, el insignificante, muchas felicidades al noble pueblo estadounidense.

Saludos de MANUEL CAMACHO

Tiempo.com

El tiempo en Ciudad de México
25°
14°
Jueves 22°  14°
Viernes 23°  13°
Sábado 22°  12°
Domingo 22°  11°
tiempo.com  +info
iPhone, iPad, iPod
Smartphone Android
Smartphone BlackBerry
Tablets Android