CDMX

Denuncian vecinos de Cuautepec afectación psicológica por el Cablebús

 

* Afirman que fueron al Mexicable que ha afectado no sólo las casas donde se levantaron las estructuras, sino de las edificaciones a la redonda que se han sumido y agrietado por las vibraciones y el gobierno no les quiere componer sus viviendas; además de la inseguridad no sirve para personas de la tercera edad

 

Ciudad de México, 23 Enero (MENSAJE POLÍTICO /CÍRCULO DIGITAL).-En una reunión pública sostenida con el recientemente nombrado director general del Sistema de Transporte Público Cablebús de la Ciudad de México, Manuel Fernando Galindo Altamirano, los vecinos de Cuautepec advirtieron al gobierno que no se van a dejar quitar sus casas ni que se realice la construcción por la que ya tienen afectaciones psicológicas desde el día en que les dijeron, sin más, que debían desalojar en tres meses.

Además, advirtieron que ese sistema, contrario a lo que afirma el funcionario, tampoco va a solucionar los problemas de movilidad de la zona que se podrían arreglar con menor inversión y sin afectar a la población.

Uno de los vecinos expresó en la reunión celebrada junto a los campos Revolución de la colonia Zona Escolar: «Aquí no queremos Cablebús; yo estoy defendiendo mi patrimonio», y destacó que para el gobierno «es muy fácil llegar, tocar y afectar; ahora desgraciadamente mi familia está afectada psicológicamente. Yo no lo voy a permitir porque 30-35 años me costó construir mi casa» por lo que dijo que él ni sus vecinos «no nos vamos a dejar, no queremos Cablebús».

La nuera del afectado dijo en la sesión pública que el 10 de septiembre de 2019 llegaron funcionarios del gobierno y le dijeron que tenía 3 meses para desalojar y desde ese día mis niños me preguntan si nos van a quitar la casa, que si nos vamos a quedar sin la casa. Mis hijos no tienen por qué cuestionarse todos los días si nos van a quitar la casa”.

Dijo que acudió a las oficinas del órgano Regulador del Transporte que inicialmente estuvo a cargo del proyecto y el ingeniero que les atendió les dijo que la afectación es de 800 metros a la redonda del lugar donde se levante la torre. “Fui a Ecatepec, me subí al Mexicable y vi que las cabinas nunca dejan de girar, es una rueda de la fortuna eso. Las personas de la tercera edad y las personas con niños pequeños también les será difícil”.

La afectada agregó, con el respaldo de sus vecinos que gritaban “No al Cablebús” que fue y preguntó en Ecatepec a las personas afectadas por la construcción del Mexicable: ¿Qué le pasó a su casa? Y su respuesta fue: se hundió, se están cuarteando mis paredes y el gobierno no se quiere hacer responsable. Su consejo a nosotros fue que mejor vendiera la casa porque a la larga, con un terremoto se va a caer porque no va a quedar igual. Las vibraciones perjudican las casas”.

Y le preguntó a Manuel Fernando Galindo Altamirano: ¿Usted me va a devolver a mi familia en todo caso de que pase algo?

El director del Cablebús le dijo a los vecinos que “estamos hablando de un proyecto de movilidad. Efectivamente hay diferentes opciones. El proyecto que promueve el gobierno es el que trata de ser menos agresivo con el entorno. Hay trípticos, hay informaciones y no les tengo que decir más dónde están ubicadas las estaciones. Una de las ellas está propuesta en parte de este espacio que no implica que desaparezca este campo deportivo”.

Pero si es agresivo e ineficiente el Cablebús le respondieron los vecinos: “Los afectados de Ecatepec por el Mexicable nos dijeron que hay mucha inseguridad. Si te asaltan, te tienes que aguantar, ahí sentada junto con tu asaltante porque se va a bajar hasta donde tú te bajes. Incluso, nos dijeron en Ecatepec se ha caído el cable y eso no ha salido en las noticias”.

Pero hay más: “La gente que va a bajar aquí del cerro, tiene que bajar en el camión o en el taxi y luego tomar aquí la estación, es doble gasto”, agregaron los vecinos.