Ciudad de México, 17 Marzo (MENSAJE POLÍTICO /CÍRCULO DIGITAL).-La coalición militar liderada por Estados Unidos anunció ayer que dejará tres de sus bases militares más pequeñas en Irak, después de los ataques perpetrados contra sus fuerzas armadas.

«Como resultado del éxito de las Fuerzas de Seguridad Iraquíes en contra del Estado Islámico la coalición decidió reposicionar algunas de sus tropas», aseguró el vocero de la coalición en rueda de prensa, al anunciar que dejarían tres de las bases más pequeñas.

Apuntó que las bases no serán destruidas y quedarán bajo el control de los militares de Irak, que continúan en lucha contra diversos grupos terroristas en el país, aunque nunca aclaró que este cambio tuviera relación con los ataques informó CNN.

Los oficiales de esta misión resaltaron que el movimiento estaba planeado desde meses antes, aunque la coincidencia con el último ataque perpetrado contra los militares estadounidenses resulta extraña, afirman algunos medios.

Dejar tres de las ocho bases que la coalición mantiene en Irak representa una importante abandono a la estrategia conjunta que llevaban los Estados Unidos con el país y podría reflejar el desacuerdo de las naciones, asegura BBC.

Los más recientes ataques fueron perpetrados en contra de una de las bases el 11 de marzo, en este hecho perecieron dos militares estadounidenses y un británico que formaban parte de la coalición que lucha contra el terrorismo de la región.