Ciudad de México a 25 de Octubre (CÍRCULO DIGITAL).-Ante el creciente índice de embarazos en niñas y adolescentes que habitan las zonas rurales de la Ciudad de México, las delegaciones políticas deben adecuar los programas del gobierno capitalino sobre educación sexual en zonas de alta marginalidad, pidió el diputado Luis Alberto Chávez.

Dijo que los embarazos tempranos ocurren con más frecuencia en pueblos y colonias rurales de Milpa Alta, Tláhuac, Xochimilco y Tlalpan, en las que “es parte de la cotidianidad ver niñas criando niños”.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Rural de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), señaló que debe atenderse la problemática de niñas en etapa de ser madres, a partir de los 10 años de edad.

Chávez García señaló que los embarazos a temprana edad reproducen un círculo vicioso que trunca el desarrollo físico y emocional de las personas, además que podría incrementar las enfermedades de transmisión sexual o en algunos casos, muertes tempranas de madres e hijos.

Esta realidad, puntualizó, fomenta la deserción escolar y el crecimiento de familias disfuncionales y disminuye las oportunidades de desarrollo, además que se desconoce si los embarazos son consecuencia de abusos sexuales.

El legislador recordó que el riesgo de embarazo a temprana edad es tres veces mayor en zonas rurales que en las urbanas, sobretodo entre niñas pobres, sin educación, integrantes de minorías étnicas o de grupos marginados, de acuerdo al Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Luis Alberto Chávez comentó que en la Ciudad de México, existen diariamente 40 mujeres menores de 19 años que se convierten en madres, y de acuerdo a la Secretaría de Salud se registraron 46 mil 542 nacimientos en 2016, de los cuales, 296 correspondieron a menores de 15 años y 4, 933 a adolescentes entre 15 y 18 años de edad.