Estado de México a 03 de Noviembre (MENSAJE POLÍTICO).– Al día de hoy, los trabajos para la demolición, remoción y limpieza de escombros en los 12 municipios del Estado de México, declarados en emergencia tras el sismo del 19 de septiembre, registran un avance considerable, por lo que en pocos días estaremos en posibilidad de entregar las tarjetas de apoyo para acelerar los trabajos de la reconstrucción en la entidad, afirmó Gustavo Cárdenas Monroy.

El subsecretario de Desarrollo Agrario de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU) y responsable del proceso de reconstrucción en el Estado de México, afirmó que se ha avanzado en una completa articulación de acciones con el gobierno del estado y los 12 municipios afectados no solo en la demolición y remoción de escombros, sino también en la entrega de materiales de construcción y en la misma reconstrucción de viviendas afectadas en algunas regiones.

“Hemos avanzado con la coordinación de los tres niveles de gobierno, sin menoscabo de reconocer que el gobierno del estado ha entregado materiales para un número muy importante de viviendas, y que en algunos de los casos también se ha encontrado respuesta de parte de la sociedad en la reconstrucción de sus viviendas”, afirmó.

“Consideramos que una vez que sesione el Comité formado por las secretarías de Hacienda y de Gobernación después de la información y la evaluación de los daños que se hizo al interior de la Secretaría y en el mismo Fondo de Desastres Naturales, estemos en próximos días de tener la posibilidad de entregar las tarjetas con los montos que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y el programa del FONDEN establecieron para que los afectados puedan dar celeridad a los trabajos de reconstrucción”, reiteró.

Explicó que con base en lo instruido por la Secretaria Rosario Robles, y en apego a las reglas de operación y normatividad establecidas por el FONDEN, se contabilizó 6,060 viviendas que sufrieron algún tipo de afectación en la entidad, de las cuales 3 mil 374 sufrieron daño parcial y 2,686 daño total.

“En esos 12 municipios visitamos 8 mil 388 viviendas -de aproximadamente 200 comunidades-, de las cuales en 6,060 encontramos con algún daño, y el resto no es que no hubiese daños, sino porque son edificios dedicados al comercio, bodegas, bardas perimetrales o casas que no requerían necesariamente de algún apoyo del FONDEN”, aclaró.

Resaltó la coordinación con los tres órdenes de gobierno ha sido muy importante para que el proceso del censo se realizara con plena transparencia.

Dijo que una vez instalado el Comité de Evaluación de Daños del Estado de México, se instaló un Subcomité y se elaboraron con oportunidad las actas de inicio de levantamiento y cierre de los censos de las viviendas dañadas en cada uno de los municipios, las cuales fueron firmadas por los propios presidentes municipales.

De acuerdo con el censo realizado en el Estado de México, Ocuilán, Ecatzingo y Tenancingo, son los municipios que presentan el mayor número de viviendas dañadas. En contraste, Zumpahuacán, Amecameca y Nezahualcóyotl, registran el menor número de hogares dañados por el sismo del 19 de septiembre.

En el caso de este último municipio, el subsecretario Gustavo Cárdenas Monroy aclaró que las brigadas coordinadas por la SEDATU verificaron 184 viviendas, de las cuales 134 resultaron con alguna afectación: 90 con daños parciales y 44 con daños totales, y que quedaron registradas en las actas de inicio y de cierre, firmadas por el presidente municipal de Nezahualcóyotl.

“En el tema de viviendas afectadas yo diría que son los números definitivos que arroja el censo. Aquí quiero ser enfático; hemos sido muy cuidadosos en que los órganos de gobierno participen, que la gente esté presente cuando fuimos a levantar el censo y que la valoración que se hizo del censo está apegado a las reglas de operación del FONDEN”, acotó.

Esto, dijo Cárdenas Monroy, es la punta de lanza para alcanzar las siguientes etapas e iniciar en pocos días la entrega de las tarjetas para que la población vea dónde comprará sus materiales y pueda autoconstruir su vivienda con la asistencia técnica o contrate los servicios de una empresa social para la edificación de su casa.

“Aquí los gobiernos de la República, del estado y de los municipios están presentes; es la primera autoridad que hay, firmados todos los documentos de inicio y de cierre y estamos pendientes de la siguiente etapa que seguramente será determinante para resolver este problema de daños en las viviendas e iniciar la reconstrucción”, reiteró.