• El diputado Emiliano Álvarez López presentó una iniciativa de reformas a diversas disposiciones del Código Penal Federal para evitar la aplicación injusta de sanciones.
  • Señaló que los ciudadanos son blanco de delincuentes que cambian “dinero bueno por malo” y además están obligados a convertirse en peritos en identificación de moneda falsa.

Ciudad de México a 05 de Marzo (AMPRYT/CÍRCULO DIGITAL).-Todo aquel ciudadano que haya usado un billete falso, sin tener conocimiento de ello y que no pertenezca a ninguna organización delincuencial, no debe ser enjuiciado de la misma forma que los criminales que se dedican a su producción, almacenamiento y distribución. Por ello, es necesario reformar el Código Penal Federal para evitar la aplicación injusta de sanciones, aseveró el diputado Emiliano Álvarez López.

“Basta observar un sonado caso en San Luis Potosí, donde Esperanza Reyes Aguillón fue a comprar unos cuadernos a una papelería y sin tener conocimiento previo utilizó un billete de 100 pesos y se catalogó como si lo hubiera querido cambiar a sabiendas de que era un billete falso. Eso le ocasionó una pena de 10 años en las Islas Marías”, subrayó.

El legislador federal de Morena explicó que la falsificación de moneda falsa –como un acto premeditado para usarla, cambiarla o realizar transacciones comerciales– representa un agravio para la sociedad en su conjunto, dada la inseguridad que genera la circulación monetaria, y de ahí que el Estado debe combatir ese delito con toda la fuerza institucional que sea capaz.

Derivado de ello, el pasado 1 de marzo presentó ante el pleno de la Cámara de Diputados, a nombre propio y de su compañero de bancada Alfredo Basurto Román, una iniciativa de reformas a los artículos 234 y 234 Bis del Código Penal Federal, para aplicar una sanción de seis meses a dos años de prisión a quien haga uso de moneda falsa, sin tener conocimiento de ello.

Álvarez López precisó que dicha pena será aplicada cuando no se trate de delincuencia organizada; que la persona que utilice moneda falsa no sea coautor o copartícipe en su producción o almacenamiento, y que por las circunstancias especiales del caso, pueda establecerse que se trata de un hecho ejecutado para realizar un pago u operación lícita.

El también integrante de la Comisión de Justicia afirmó que actualmente los ciudadanos son doblemente victimizados, ya que por un lado son blanco de grupos delincuenciales que cambian “dinero bueno por malo”, y por otro están obligados a convertirse en peritos en identificación de moneda falsa.

“Es por esto que nosotros como legisladores debemos precisar el elemento normativo del tipo penal de falsificación de moneda, en su modalidad de uso a sabiendas, para evitar que un ciudadano común sea sometido a un procedimiento penal y encarcelado por el solo hecho de no ser un perito que pueda identificar plenamente entre un billete que es falso y uno que no lo es”.

El diputado Emiliano Álvarez resaltó que el vertiginoso avance de la tecnología también ha propiciado la falsificación de billetes, debido a que las organizaciones delincuenciales recurren a equipos de alta calidad y exactitud en fotografía digital, así como en la reproducción de imágenes mediante impresoras láser.

Además, apuntó, hay una extensa venta de papel y polímero de todo tipo, metrajes y grados de consistencia, sin ningún control, lo que ha permitido a los delincuentes obtener materiales muy similares a los utilizados en la producción legal de billetes y monedas.

“Esto ha traído como consecuencia que ciudadanos comunes y corrientes sean acusados del delito de falsificación de moneda, en su modalidad de hacer uso de manera premeditada o a sabiendas, y condenados a prisión con penas excesivas, desproporcionadas y que atentan contra los derechos humanos de las personas, las cuales oscilan entre los cinco y los 12 años de prisión”, puntualizó.

El legislador federal capitalino señaló que el tipo penal actual equipara el uso de billetes falsos con las penas previstas por la producción, almacenamiento y distribución, y que debido a que todos los ciudadanos están expuestos a recibir un billete falso y utilizarlo sin conocimiento, es necesario cambiar la norma.

En ese contexto, también hizo un llamado a las autoridades correspondientes a impulsar campañas de difusión sobre cómo identificar los billetes falsos.

Dicha iniciativa fue turnada a la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados para su dictamen.