Ciudad de México a 14 de Diciembre (JUAN R. HERNÁNDEZ /MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).-La Comisión de Salud, presidida por el diputado Octavio Iñiguez Mejía (PAN), aprobó cuatro dictámenes y 15 exhortos a autoridades del sector en diversas entidades federativas del país, a fin de garantizar los servicios de salud de forma oportuna, mejorar la infraestructura hospitalaria y abasto de medicamentos y atender diversas enfermedades de mayor incidencia en el país.

        Los dos primeros dictámenes reforman el artículo 79 de la Ley de Salud para incluir el concepto “farmacia” como actividad profesional en el campo de la medicina, para que el farmacéutico en hospitales y en farmacias sea reconocido en un entorno legal adecuado, que regule los servicios de la farmacia de hospital y el ejercicio especializado.

Para ello, los profesionales farmacéuticos requerirán que los títulos o certificados de especialización hayan sido legalmente expedidos y registrados por las autoridades educativas competentes, a favor de los usuarios de los servicios médicos en todas las instituciones del país.

El documento refiere que los farmacéuticos laboran en 28 mil farmacias a nivel nacional, la mayoría son privadas y reciben las prescripciones de más de 100 mil médicos en ejercicio privado y público.

Además, manejan anualmente cerca de 3 mil millones de piezas de medicamentos, lo cual abre una gran oportunidad para mejorar el uso racional de medicinas, disminuir la automedicación, estrechar la farmacovigilancia y favorecer un incremento sustancial en el reporte de reacciones adversas de calidad.

        El tercer dictamen avalado se refiere al manejo de cadáveres y uso de materiales biodegradables; propone reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Salud.

Precisa que los cuerpos no reclamados dentro de las 72 horas posteriores a la pérdida de la vida y aquellos de los que se ignore su identidad serán considerados como de personas desconocidas, “en cuyo caso, el Servicio Médico Forense deberá aplicar lo dispuesto en el protocolo Ante Mortem-Post Mortem (AM-PM)”.

 Dicho protocolo es una base de datos que facilita la identificación de cuerpos mediante el archivo, la normalización, la preparación de informes, la búsqueda y el análisis de los datos forenses, así como el cotejo básico automatizado. También proporciona y promueve las buenas prácticas en la gestión de datos y el uso de métodos apropiados.

Establece que la Secretaría de Salud (SS), en coordinación con las autoridades federales, estatales y locales, encargadas del manejo de cadáveres, supervisará que los Servicios Médicos Forenses cumplan con lo establecido en el protocolo AM-PM, así como con todos los métodos necesarios especializados de genética, fotografía y dactiloscopia.

        El cuarto dictamen plantea reformas a diversas disposiciones de la Ley General de Salud para armonizar la Unidad de Medida y Actualización y sustituir el concepto de salario mínimo, a fin de abonar a la certidumbre jurídica de los mexicanos y de las instituciones relacionadas con el sistema de salud pública.

        Respecto a los 15 puntos de acuerdo, se encuentra el exhorto a la Secretaría de Salud federal y al gobierno de Veracruz para que continúen e implementen nuevas acciones que coadyuven en la prevención y combate de posibles epidemias en el municipio de Coxquihu, porque existe insuficiencia de servicios de salud.

        Sobre todo, porque en esta localidad surgió una epidemia que afectó a adultos y niños a causa de una enfermedad respiratoria aguda, que cobró la vida de dos menores de edad, y que a la fecha no se ha constatado el origen o el nombre del padecimiento para dar seguimiento adecuado o suficiente. “Ni siquiera las mismas autoridades tienen la certeza de que la enfermedad tenga relación exacta con la conjuntivitis”.

Asimismo, un llamado para que el Instituto Mexicano del Seguro Social analice a la brevedad la posibilidad de construir un hospital en Matamoros, Coahuila, para garantizar un servicio adecuado y digno a los casi 60 mil derechohabientes que en ella radican.

Es crucial para la salud contar con la infraestructura necesaria hospitalaria, para atender la alta demanda de la población marginada o escasos recursos económicos, ya que sólo existen dos nosocomios, además de falta de medicinas y personal médico para satisfacer la atención de los habitantes que acuden a estos sanatorios.

La Comisión avaló un exhorto a la Secretaría de Salud para que intensifique las acciones de la Estrategia Nacional de Lactancia Materna, en el ámbito de sus atribuciones, así como la difusión de información acerca de los beneficios de esta práctica, a fin de incrementar el número de niñas y niños alimentados del seno materno desde su nacimiento y hasta los dos años de edad.

En México, el promedio de lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida del bebé es de 14.4 por ciento, lo que coloca al país en el último lugar de Latinoamérica en este rubro, junto con República Dominicana.

A pesar de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante los últimos años la lactancia materna ha llegado a niveles muy bajos y va en deterioro y, por el contrario, el consumo de fórmulas va en aumento. Esta situación trae consigo implicaciones económicas y sociales. “El bajo índice de lactancia materna es actualmente un problema de salud pública por lo que deben tomarse medidas urgentes al respecto”, precisaron.

Otro punto de acuerdo solicita a la Secretaría de Salud para que en coordinación con la Secretaría de Educación Pública, los gobiernos de las entidades federativas, la colaboración de las dependencias y el sector salud, intensifique las acciones de educación para la salud orientadas a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, y la activación física, procurando optimizar los recursos y alcanzar una cobertura total de la población.

Sobre todo, porque los niños son los más vulnerables a la malnutrición, y requieren mejor cuidado alimenticio, porque México ocupa el primer lugar en obesidad infantil según la UNICEF, y el segundo lugar en obesidad en adultos.

También se solicitó a la SS a retomar los compromisos y reuniones de las Mesas de Atención Interinstitucional de la Fibrosis Quística, con el objetivo de consolidar una política pública integral de control del padecimiento.

Además, exhortó al Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud para que publique la Guía de Práctica Clínica de Tratamiento de la Fibrosis Quística, que servirá como documento de referencia para la toma de decisiones de todas las instituciones del Sistema Nacional de Salud. Las estadísticas refieren que cada año se presentan 350 casos nuevos de este padecimiento en el país, con mayor prevalencia en los infantes. Dos millones de mexicanos son portadores de la enfermedad.

De igual forma, se aprobó un llamado a la Secretaría de Salud de Coahuila a atender de manera urgente la falta de insumos en el Hospital General de Saltillo, así como a presentar un informe sobre las condiciones del nosocomio.

Ello, para garantizar el acceso y la segura prestación de servicios quirúrgicos, frenar el desabasto de insumos y medicamentos para realizar operaciones.

Otro exhorto a la Secretaría de Salud del Estado de Chiapas para que implemente la estrategia de “Capacitación para la promoción del buen trato durante la atención del embarazo, parto y puerperio”, en las salas de gineco-obstetricia de los servicios de salud del estado.

Se destacó que la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) sostiene que la violencia obstétrica es uno de los problemas de salud de las mujeres más importantes en los últimos 25 años en México, ya que cada año este órgano de arbitraje recibió más de 200 recomendaciones de organismos garantes de derechos humanos sobre abusos relacionados con la consulta en ginecobstetricia y la atención del parto.

Solicitaron a la Secretaría de Salud de Quintana Roo que en coordinación con los ayuntamientos optimicen los centros de atención de animales de compañía en situación de calle, así como realizar campañas de esterilización que eviten su reproducción y adopción dirigidas a promover y fortalecer su bienestar.

Además, concientizar a la población de no abandonarlos y llevarlos a estos centros, donde se les buscará un hogar, quedando como última instancia llegar a las unidades antirrábicas.

Para prevenir y controlar la epidemia de obesidad infantil en México, los diputados exhortaron a los titulares de las secretarías de Salud, de Educación Pública y de Desarrollo Social para que de manera coordinada, en el ámbito de sus atribuciones y competencias, promuevan una estrategia conjunta.

Esta deberá incluir el acceso a una alimentación de calidad, así como promover y proteger el derecho a la salud mediante campañas de concientización, ya que la obesidad infantil se debe al consumo de alimentos de alto contenido calórico ricos en grasa, azúcar y sal y pobres en micronutrientes, que junto con un nivel inferior de actividad física provocan un aumento drástico de la obesidad en menores.

Aprobaron solicitar a la SS a garantizar el abasto del material de osteosíntesis en el Seguro Popular, con la finalidad atender oportunamente a los pacientes que requieren una intervención quirúrgica, para la unión de fragmentos de un hueso fracturado mediante la utilización de elementos metálicos.

Los médicos han detectado que la mayoría de los pacientes recurren a cualquier tratamiento relacionado a la técnica de osteosíntesis para atender fracturas de cadera, vertebral, rodilla y otras partes del cuerpo.

En otro punto de acuerdo, solicitaron a la SS instrumentar acciones necesarias para implementar a nivel nacional una Cartilla de Vacunación Complementaria para las personas con Síndrome de Down, la cual cuente con la información de salud fundamental.

Se resaltó la importancia de dicha cartilla, ya que en México uno de cada 800 niños nace con ese síndrome, y se requiere conocer la tendencia de incidencia, crear un registro y un catálogo de vacunación, ya que sufren frecuentes enfermedades respiratorias e inmunológicas,  que requiere un compendio de vacunas especiales que refuercen el organismo de los recién nacidos con el síndrome.

Además, pidieron al secretario de Salud federal a que junto con especialistas, diseñe e implemente un programa nacional de atención oportuna a niñas y niños con Síndrome de Down de cero a 6 años de edad y promueva campañas educativas de atención para los padres y futuros padres de estos infantes, a fin de que tengan mejor conocimiento y manejo de sus hijos.

También, otro exhorto al titular de la SS para que, con base en sus atribuciones, implemente campañas de prevención a fin de combatir el aumento del trastorno bipolar en los jóvenes, ya que no se cuenta con una regulación en la materia que permita establecer un programa nacional que trace los lineamientos para el tratamiento de bipolaridad y otros trastornos mentales, con el objetivo de atenderles y prevenir sus complicaciones.

Los jóvenes que sufren de bipolaridad no cuentan con la prevención y atención oportuna, por lo que es necesario implementar acciones en pro de las personas que también lo padecen.

La Comisión llamó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios para que, en el ámbito de su competencia, refuerce sus acciones que eviten la proliferación de defraudadores que ofrecen servicios médicos en municipios y comunidades de Oaxaca.

Asimismo, a la Secretaria de Salud oaxaqueña para que, en el ámbito de su competencia, otorgue servicios de salud de calidad a los beneficiarios del Sistema de Salud del Estado.

También un exhorto al ISSSTE en Tamaulipas para que realice las acciones jurídicas necesarias para mejorar la infraestructura y servicios de la clínica hospital Agosto 12, en Nuevo Laredo.