Ciudad de México a 20 de Diciembre (CÍRCULO DIGITAL).-Con la finalidad de continuar las acciones en el combate a la delincuencia en la Ciudad de México, las videocámaras de plazas comerciales serán conectadas al Centro de Control, Comando, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5).

«Estamos a punto de presentarles lo que me comprometí: esta conexión de las cámaras del C5 con la parte de la Iniciativa Privada, es decir, con centros comerciales”, informó este miércoles el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, tarea que, espera, quede concluida en enero.

“Estoy seguro que seremos de las primeras ciudades con un sistema tan potente como el que tenemos o de este tamaño, en conectarnos con centro comerciales; entonces, eso nos va a dar una ventaja operativa también muy importante”, agregó.

En el Salón Murales del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, explicó que no es un trabajo sencillo, porque no es obligatorio, sin embargo, se ha contado con el apoyo de la Iniciativa Privada que ha querido trabajar de manera conjunta en este proyecto.

“No es sencillo, pero ya se ha venido trabajando, cuando menos tenemos cuatro meses trabajándolo con los diferentes centros comerciales que han accedido, porque tampoco es obligatorio”, sostuvo.

Abundó que en ciudades como Londres, son ineludibles este tipo de acciones de videovigilancia y prevención del delito, pues los negocios que tendrán atención a la vía pública, deben colocar una cámara, la cual debe estar conectada con el Centro de Monitoreo del gobierno.

El mandatario capitalino afirmó que en cada uno de los casos en que se presenten actos delictivos, no se permitirá que haya impunidad y continuarán las detenciones, sin embargo, recordó que “no es bueno que se relaje tanto el Sistema Penal”.

“Me parece que estamos siendo demasiado laxos y cuando tú relajas una forma de control social como lo es el Sistema Penal, es porque o tienes una muy buena ficha bajo la mesa o porque sabes exactamente hacia dónde va a ir la actuación. Lo que nosotros estamos haciendo todos los días es teniendo personas detenidas, diferentes casos y diferentes presentaciones”, añadió.

Expuso que no está en contra del Sistema Penal Acusatorio, pues cuenta con algunos beneficios para la población y la impartición de justicia, pero indicó que requiere candados para evitar la entrada y salida de delincuentes de prisión tras detenciones.

“Yo no soy de ninguna manera un promotor del abolicionismo del nuevo sistema, de ninguna manera, a mí me parece que el nuevo sistema tiene ventajas operativas, ventajas efectivas en sus principios que le dan más seguridad a las personas. Te dan seguridad jurídica, luchan contra la corrupción; hacen que los juicios sean mucho más rápidos, más efectivos, eso está muy bien. Pero debe haber ciertos candados, que también es una necesidad”, detalló.

Insistió en que algunos delincuentes son puestos en libertad, entre otras razones, porque la Cámara de Diputados ha omitido agravar las penas por portación ilegal de armas.

“Yo sigo insistiendo, si no se aprueba en la Cámara de Diputados esta ley que agrava la portación de armas, vamos a seguir teniendo problemas y vamos a seguir lamentándonos de estar haciendo detenciones todos los días”, señaló.

Cuestionó que en el nuevo sistema penal no se está juzgando como grave el hecho de realizar actos delictivos con armas réplica, que causa el mismo impacto negativo a la sociedad.

“¿Por qué se implementó la calificativa de robo con violencia cuando se usa un arma réplica? Porque era indispensable, porque así se estaban cometiendo las conductas, porque la ley tiene que adecuarse a la realidad. Es el mismo impacto a la sociedad”, subrayó.

Reiteró la importancia de que México construya Policía. “No es cambio de estrategia, es construir policía, si tú no construyes policía, va a ser muy difícil”.

Destacó que para 2018 se buscará tener mil nuevas plazas de policía. “Entregaré el gobierno con el parámetro de policía por cada 100 mil habitantes, óptimo para una ciudad como esta, ese va a ser nuestro reto”.