• De llegarse a aprobar la iniciativa, con todas las deficiencias que trae consigo, saldrá a relucir la clara complicidad entre la Asamblea Legislativa y el Gobierno capitalino con el cartel inmobiliario

Ciudad de México a 25 de Marzo (AMPRYT/CÍRCULO DIGITAL).-“Es toda una farsa el proceso de atención por parte del jefe de Gobierno a las observaciones del Programa General de Desarrollo Urbano realizadas por la Asamblea Legislativa, el pasado 15 de marzo”, sentenció Horacio Martínez Meza, nuevo dirigente de Encuentro Social en la Ciudad de México.

Las declaraciones del líder pesista se dan después de que el Gobierno capitalino devolvió la iniciativa de decreto del Programa General de Desarrollo Urbano (PGDU) a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), con las observaciones realizadas por el pleno la semana pasada.

El dictamen solicitado por los diputados al regresar dicha iniciativa al jefe de Gobierno, obliga a la SEDUVI a realizar las modificaciones hechas por las Comisiones Dictaminadoras. Martínez Meza recordó que “el considerando vigésimo quinto del dictamen aprobado por la Asamblea Legislativa reconoció que el Proceso de Consulta del PGDU no se había ajustado al Convenio 169 de la OIT, por lo que el Gobierno capitalino está obligado a realizarla, algo que de manera lamentable no hizo, violando nuevamente el Derecho a la Consulta de Pueblos y Barrios Originarios”.

“De llegarse a aprobar la iniciativa, con todas las deficiencias que trae consigo, saldrá a relucir la clara complicidad entre la Asamblea Legislativa y el Gobierno capitalino con el cartel inmobiliario”, dijo.

Encuentro Social exige a los diputados de la ALDF desechen la Iniciativa del PGDU, por violentar el Derecho a la Consulta de Pueblos y Barrios Originarios de la Ciudad de México.