CIUDAD DE MÉXICO, 13 de diciembre, (ESFERA EMPRESARIAL / CÍRCULO DIGITAL).-La evolución que permite  la investigación y desarrollo de medicamentos oncológicos, posibilita la modificación de la historia natural de la enfermedad, lo que se traduce en beneficios concretos para las personas enfermas en términos de sobrevida y de calidad de vida, como se observa en pacientes con cáncer de páncreas metastásico tratados con Abraxus®, para Suspensión Inyectable (paclitaxel unido a albúmina, en una formulación de nanopartículas.

Aseguró lo anterior el Dr. José Athié Rubio, cirujano oncólogo, ex presidente del Consejo Mexicano de Oncología y asesor médico de Biotoscana México, al participar en la sesión  académica del Centro Oncológico Estatal (COE), del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM).

Dijo que entre el 30 y el 40 por ciento de los casos de cáncer de páncreas se presentan en personas con antecedentes de tabaquismo y que se ha visto una relación con la diabetes y la obesidad. “El 22 por ciento de los casos de cáncer de páncreas se presentan en menores de 45 años, el 45 por ciento en personas entre los 45 y los 64 años y el 33 por ciento de los casos en personas mayores de 65 años”, agregó.

Entre algunas celebridades que han perdido la vida a consecuencia del cáncer de páncreas están los actores Michael Landon (1991) y Patrick Swayze (2009), así como el tenor Luciano Pavarotti (2007).

Abraxus®, para Suspensión Inyectable (paclitaxel unido a albúmina, en una formulación de nanopartículas, fue aprobado por la COFEPRIS en enero de este año, y es la más reciente alternativa terapéutica para pacientes con cáncer de páncreas metastásico.

De acuerdo con el estudio publicado en The New England Journal of Medicine, estudio Fase III, aleatorizado, abierto y multicéntrico, que se realizó en 11 países y 151 centros académicos y no académicos y que incluyó a 861 pacientes, el uso de Abraxus®  demostró “un aumento significativo de la supervivencia global, de la sobrevida libre de progresión y tasas de respuesta, duplicando el número de pacientes vivos a 2 y 3 años y presentando un  perfil de toxicidad manejable y bien tolerado por los pacientes”.

 El Dr. Alejandro Juárez Ramiro, oncólogo del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE, dijo por su parte que de acuerdo con el Globocan, el cáncer de páncreas ocupa ya el onceavo lugar en incidencia en México.

Los síntomas del cáncer de páncreas son a veces difíciles de notar, a menos que se presente ictericia (coloración amarillenta de la piel y mucosas debida a un aumento de la bilirrubina), por la que el diagnóstico se da en una etapa avanzada, explicó.

 En el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE se lleva una estadística de entre 30 a 40 casos por año, y se observa que afecta por igual a hombres y mujeres. Cabe señalar que “el 70 por ciento de los casos llega con la enfermedad avanzada y de éstos, el 20 por ciento tiene cáncer de páncreas metastásico”. Únicamente el 10 por ciento llega en etapa temprana, comentó.

 En este contexto dijo que los objetivos del tratamiento son “mejorar la calidad de vida del paciente e incrementar la sobrevida”, lo que se ha logrado en aquellos pacientes tratados con Abraxus®, de acuerdo con medidas de la escala funcional, que permiten estimar correctamente la supervivencia y ayudan a planificar adecuadamente los recursos de atención, permite organizarse a los familiares del enfermo para cuidarlo y puede ayudar al propio paciente a cumplir sus objetivos al final de la vida.

 El tratamiento con Abraxus®, para Suspensión Inyectable (paclitaxel unido a albúmina, en una formulación de nanopartículas, “ha mostrado beneficios en términos de calidad de vida pues los pacientes tienen menos dolor,  ganan peso, recuperan el apetito y mejoran su función hepática. La sobrevida es de cerca de 11 meses, concluyó el Dr. Alejandro Juárez Ramiro.