Ciudad de México a 25 de Febrero (AMPRYT/CÍRCULO DIGITAL).-Lobos BUAP se quitó un gran peso de la loza del descenso luego de golear 5-0 a un Veracruz que no logra desviar su camino al desfiladero, después de nue- ve jornadas del torneo Clausu- ra 2018. En un duelo directo por permanecer en primera división, los licántropos pelearon con los colmillos afilados, mientras los escualos fueron temerosos y se convirtieron en presa fácil.

Ante un adversario desdibujado, la escuadra poblana se impuso con disparos de Facundo Erpen (38), Gabriel Cortez (54), Diego Jiménez (69), Jerónimo Amione (83) e Irven Ávila (90). Fue un triunfo vital que aleja a los licántropos del descenso, mientras los Tiburones se encuentran atados al último puesto de la tabla de cocientes en una pelea cerrada con Querétaro.

Los Lobos quieren quitarse la soga del descenso y desde el inicio generaron peligro. Gabriel Cortez fue el primer en disparar contra las redes de los visitantes.

Los licántropos jugaban en casa llena, aunque gran parte de la afición que colmaba al estadio Universitario de la BUAP eran seguidores de los jarochos. La barra de Veracruz no sólo invadió el recinto de los poblanos, sino que también hizo desmanes previo al duelo al detener el tránsito vehicular y golpear autos.

A diferencia de sus seguidores, los jugadores de los Tiburones salieron a la cancha sin mucho arrojo, se jugaban el descenso con un estilo frío, recibían los ataques y no se arriesgaban.

Los poblanos, más aguerridos, aprovecharon la falla de los visitantes con un contragolpe de Jordan Sierra. Pudo haber sido un gol, de no ser por la atajada de Édgar Melitón Hernández.

El plantel universitario controló el esférico y en más de una ocasión puso a temblar a los veracruzanos. En el banquillo, el timonel de Tiburones, Guillermo Vázquez, daba órdenes con nerviosismo, mientras el técnico de Lobos, Rafael Puente del Río, daba vueltas en espera de que su equipo diera el golpe.

Foto

Facundo Erpen celebra su tanto ante el VeracruzFoto Jam Media

El plantel de la BUAP daba batalla y al minuto 38 tuvo su recompensa. Facundo Erpen conectó con la cabeza un tiro de esquina y puso el 1-0.

Casi enseguida llegó la polémica. Diego Chávez y José Rivas derribaron dentro del área a Luis Advíncula en una jugada de peligro, parecía penal, pero el silbante Fernando Guerrero no marcó falta.

Veracruz estaba contra las cuerdas y los Lobos no estaban dispuestos a dejar escapar la ventaja y dieron dieron el segundo leñazo. Gabriel Cortez res-cató el balón en un rebote den- tro del área y aprovechó el descuido del arquero para lanzar un disparo cruzado para el 2-0.

La presión vencía a los Tiburones. El plantel poblano tenía casi en la bolsa la victoria, pero no se conformaba y al 69 consiguieron el tercer tanto, obra de Diego Jiménez.

Los veracruzanos corrían por la cancha ya sin ganas, lo que ayudó a Lobos a consumar la goleada. Jerónimo Amione recibió un pase cuando se encontraba solo en el área y selló el 4-0 con un remate de testa. Irvin Ávila dio el tiro de gracia con un disparo cruzado.

Con el triunfo, los Lobos llegaron a ocho unidades y se encuentran en el lugar 16 de la tabla general, al tiempo que los de Veracruz se quedaron en el peldaño 14, con nueve puntos.

Al término del duelo, el técnico Guillermo Vázquez dejó claro que está comprometido con el equipo y destacó que continuará con Veracruz hasta que la directiva quiera.

En Querétaro, el conjunto de Toluca venció 2-0 a los Gallos con tantos de Luis Quiñones (6) y Fernando Uribe (53). Los Diablos llegaron a 15 unidades, al tiempo que el plantel queretano quedó penútltimo en la tabla de cocientes.