Ciudad de México a 29 de Noviembre (MENSAJE POLÍTICO).-El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, afirmó que el país y las Fuerzas Armadas ya no aguantan que se siga posponiendo la expedición de la Ley de Seguridad Interior, que dé certeza jurídica a la participación de los militares en tareas de seguridad pública.

“No aguantan que se siga posponiendo esta ley, hay que tener una ley o hay que saber que no la vamos a tener aquí, pero el Congreso no se la puede seguir guardando en un archivo, tiene que ponerlo (el dictamen) sobre la mesa y votarlo”, respondió a pregunta expresa de la prensa.

“El Congreso ya no puede seguir esperando a que el juego político, el juego electoral, resuelva un tema que es eminentemente legislativo… Es imprescindible tener una ley, no puede ser que el cálculo electoral esté privando al país, pero sobre todo a las familias de los militares de tener la certeza jurídica de su actuación”, agregó.

El diputado presidente se dijo seguro que esta semana habrá una definición respecto del dictamen de Ley de Seguridad Interior, porque “es una determinación del PRI que la ley se vote y que quede claramente establecido si pasó o no pasó”.

“Ya hemos tenido un largo tiempo de deliberación, de contemplación política, y hoy ya no cabe eso, hay que dar una respuesta: pasa la ley o no pasa, pero tiene que terminar el proceso legislativo”, abundó.

Está previsto que este jueves, en la reunión de la Comisión de Gobernación, que encabeza la diputada Mercedes del Carmen Guillén Vicente (PRI), se ponga a discusión y votación el dictamen que expide la Ley de Seguridad Interior, que busca regular la participación de las Fuerzas Armadas en el combate al crimen organizado.

Ramírez Marín comentó que en caso de que se apruebe el dictamen en la Comisión de Gobernación, este jueves, pasaría al Pleno y se votaría “si nos da tiempo”.

Señaló que los ciudadanos y las Fuerzas Armadas necesitan saber cuándo pueden los militares intervenir en tareas de seguridad, pero sobre por cuánto tiempo, que son aspectos que hoy no se conocen, “y no es sano que haya tantos militares actuando como policías”.