*La Agencia de Protección Sanitaria supervisa puestos en vía pública de venta de alimentos en zonas de panteones para evitar riesgo a la salud de los visitantes.

 

Ciudad de México a 02 de Noviembre (CÍRCULO DIGITAL).-Como parte del operativo por las festividades de Día de Muertos, en los panteones de la Ciudad de México, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Salud (SEDESA) y la Agencia de Protección Sanitaria (APS), realiza acciones de supervisión sanitaria en puestos de preparación y venta de alimentos, que puedan representar un riesgo a la salud de las personas que acuden a los panteones.

 

Las brigadas de verificadores se enfocan a fortalecer medidas de fomento y vigilancia sanitaria durante esta tradicional celebración en el país y la CDMX y actividades relativas, a fin de se que cumplan con las medidas de sanidad y evitar, enfermedades gastrointestinales asociadas con el consumo de alimentos.

 

De esta forma, se realizan inspecciones a puestos ubicados en vía pública de las inmediaciones de panteones que expenden alimentos de mayor consumo en esta temporada como son: pan, cárnicos, dulces tradicionales (calabaza, camote), productos lácteos, entre otros.

 

Estas acciones se realizan en toda la Ciudad de México y en caso de ser necesario, se aseguran o destruyen los alimentos que se encuentren en condiciones inadecuadas, con el objetivo de prevenir daños.

 

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-251- SSA1-2009, Prácticas de Higiene para el Proceso de Alimentos, Bebidas o Suplementos Alimenticios, la APS revisa que los puestos no estén ubicados cerca de fuentes de contaminación como alcantarillas, encharcamientos o en alguna zona considerada insalubre.

 

El establecimiento debe estar libre de fauna nociva, mascotas u otros animales, deben contar con suficiente agua potable, almacenada en depósitos de material impermeable (plástico, acero inoxidable o PVC), limpios y tapados, además deberá estar clorada o desinfectada.

 

Se debe contar con implementos para el lavado de manos como agua, jabón, desinfectante y toallas desechables; tener vitrinas cerradas u otro implemento que impida el paso de polvo, lluvia y fauna nociva al alimento.

 

Asimismo, se debe observar que el personal vista con indumentaria de protección como cofia o malla, cubre boca y mandil; lavarse las manos antes de manipular cualquier alimento, en cualquier momento durante la jornada y contar con personal específico para el manejo del dinero o de lo contrario utilizar guantes o bolsa de plástico para su manipulación.

 

Además de que los alimentos perecederos para la venta y preparación de los mismos deben  estar debidamente refrigerados.

 

Los productos envasados también deben contar con etiqueta, fecha de caducidad, no estar alterado o en estado de descomposición.

 

En este sentido, los verificadores de la Agencia de Protección Sanitaria llevan a cabo pláticas de capacitación a comerciantes de puestos ambulantes en el rubro de manejo higiénico de los alimentos y buenas prácticas de higiene.

 

Con este mismo propósitos de minimizar riesgos a la salud, la Secretaría de Salud de laCDMX exhorta a la población a evitar el consumo de alimentos en la vía pública o de dudosa procedencia y beber sólo agua desinfectada, es decir, purificada, hervida, clorada o tratada con plata coloidal.

 

También recomienda lavarse las manos antes de comer, preparar o servir los alimentos y después de ir al baño.

 

Mediante estas acciones la Secretaría de Salud a través de la Agencia de Protección Sanitaria, fortalece las acciones de vigilancia sanitaria para brindar seguridad a la población y a los visitantes que se concentran en los panteones.

 

La población puede solicitar mayor información o reportar cualquier irregularidad al número de la APS 50381700 extensión 5811 o bien,  llamar a Medicina a Distancia al 5132 0909.