CIUDAD DE MÉXICO, 5 de marzo 2018 (MENSAJE POLÍTICO / AMPRYT).- José Sarukhán Kermez, exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que es imposible que el personal de seguridad de la institución deba estar armado, pues no tienen la capacidad para enfrentar ese tipo de situaciones, advirtió.

Al señalar que debe haber una revisión de cómo se puede garantizar la seguridad y el combate de narcomenudeo en la máxima casa de estudios del país, el ex funcionario señaló que “este problema es severo, porque no tienen la capacidad, los guardias de la UNAM, para lidiar con estas cosas».

Entrevistado en el marco de la entrega del XXIII Premio de Ecología y Medio Ambiente “Miguel Alemán Valdés”, explicó que la autonomía de la universidad tiene que ver con su autogobierno, con su forma de tomar decisiones académicas y con la libertad académica de la institución, y reconoció que los problemas de esta casa de estudios no son fáciles.

“Yo creo que se va a requerir primero un cambio fuerte en la sociedad impulsado también por los gobiernos federales y locales para realmente controlar este problema severo que afecta a los jóvenes, básicamente, pero que también tiene como daño colateral al resto de la sociedad”, comentó.

Sarukhán Kermez señaló que es un tema de sentido común considerar que sí con el tipo de policía y con el tipo de fuerzas de la seguridad realmente se pueden resolver las cosas en la UNAM; sin embargo, rechazó tajantemente armar a los guardias de esta institución de educación superior.

Reconoció que el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, ha hecho esfuerzos muy grandes sobre esta problemática y trabaja con su comunidad, que es como debe resolver esta situación, y plantearlo al seno del Consejo Universitario, «el órgano de decisión de mayor tamaño”.