Análisis a Fondo

Francisco Gómez Maza

  • Hartos asesinatos y la violencia, in crescendo
  •  La Ciudad de México, nido de delincuentes

Entre el hambre y la necesidad están cambiando las reglas de la vida en México, los paradigmas de las relaciones humanas, y consagrando los antivalores, el desprecio a la vida humana y el repunte ominoso de la rapiña. Bueno, si en las altas esferas de la política no hay respeto por la vida, ni por los bienes de los demás, y todo es saqueo, qué puede esperarse del populacho que no fue a la escuela y que no tuvo padre ni madre que lo educara como dios manda.,

México se ha convertido en el templo de Jerusalén, una cueva de asesinos y ladrones. ¿Recordarán quienes han leído el Nuevo Testamento que Jesús va con un látigo en las manos y entra en el templo de Salomón, que más que monumento a la divinidad parece un mercado de robado, y les ordena: ¡Fuera! Han convertido la casa der mi padre en una cueva de ladrones. Pues así está México. Convertido en una cueva der bandidos, facinerosos, rateros, siniestrosos, de todos los tamaños y colores, desde el que viste casimir inglés, camisa y corbata de seda y zapatos Domit, hasta el que anda todo chamagoso viendo quien se deja asaltar por esas calles de dios.

Las cifras no engañan. Registran en la Ciudad de México, por ejemplo, la tasa más alta de homicidio doloso en dos décadas. El Observatorio Nacional Ciudadano y El Observatorio de la Ciudad de México aseguran que la capital ocupa el segundo lugar en robo a transeúnte, con una tasa de 100 robos por cada 100 mil habitantes. En el segundo cuatrimestre (mayo-agosto) de 2017, se tuvo la tasa más alta de homicidio doloso que se tenga registro en los últimos 20 años. al llegar a 4.27 casos por cada 100 mil habitantes.

De acuerdo con el reporte del Observatorio Nacional Ciudadano y el Observatorio de la Ciudad de México (OCMX), en el 69% de esos casos se utilizó un arma de fuego. La capital de país, así, ocupa el segundo lugar en robo a transeúnte con una tasa de 100 robos por cada 100 mil habitantes; Es decir, la cifra aumentó un 58.2%; o sea cuatro veces la tasa nacional.

La delegación con la mayor tasa nacional es Cuauhtémoc con 1,641%; con esa cifra, “Cuauhtémoc es la delegación/municipio de más de 100 mil habitantes con mayor tasa de robo a transeúnte por cada 100 mil habitantes en todo el país”. Por otra parte, a nivel nacional la Ciudad de México ocupa el tercer lugar en robo con violencia y robo a negocio. Respecto al robo con violencia, la tasa aumentó en un 64.4%, al comparar la tasa del segundo cuatrimestre del 2016 con el segundo de 2017. “En el segundo cuatrimestre de 2017, la Ciudad de México se ubicó en la posición 3 del ranking nacional, con una tasa de 111.56 robos con violencia por cada 100 mil habitantes”. De nuevo, la delegación Cuauhtémoc es la más alta de la capital del país y más de cuatro veces la tasa nacional.

En el delito de robo a negocio, la tasa en el segundo cuatrimestre de 2017 fue de 69.42 por cada 100 mil habitantes; esto es, que el delito creció en un 8.7%. En el periodo de mayo a agosto, la Ciudad de México reportó su tercera tasa más alta para este delito de la que se tiene registro. Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo tuvieron tasas que superaron las 100 denuncias por cada 100 mil habitantes, con 161.21, 160.26 y 124.15, respectivamente. Los primeros lugares por delito los ocupan las delegaciones Cuauhtémoc, en homicidio doloso, robo con violencia, robo a transeúnte y robo a negocio; Venustiano Carranza, en homicidio culposo; Benito Juárez, en robo a casa habitación; Azcapotzalco, en robo de vehículo; Cuajimalpa, en extorsión, y Milpa Alta, en violación y secuestro”.

En ese sentido advierte la situación delicada que se vive en la delegación Cuauhtémoc, que ocupa el primer lugar en cuatro delitos “que representan la crisis actual de seguridad” de la capital del país.

[email protected]