El diputado federal por Morena, Jaime Humberto Pérez Bernabé habla en entrevista sobre el presunto desacato del Congreso veracruzano para reinstalar a los magistrados Marco Antonio Lezama Moo y Roberto Dorantes Romero.

 


XALAPA, Veracruz, 29 de septiembre, (CARLOS MANUEL PELÁEZ – CORRESPONSAL / CDMX MAGACÍN).—El diputado federal por Morena, Jaime Humberto Pérez Bernabé aseguró que los legisladores locales deben apegarse al estado de derecho y no permitir que la existencia de intromisiones los lleve a cometer actos que violen la normatividad.

Lo anterior, luego de que el Congreso del Estado se ha negado a acatar la resolución emitida por un juez federal mediante la cual se ordenó la reinstalación de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJEV), Marco Antonio Lezama Moo y Roberto Dorantes Romero tras haber sido destituidos de manera ilegal al aplicarles de manera retroactiva un retiro forzoso por cumplir 70 años de edad.

Por lo anterior, el legislador federal consideró necesario preservar la división de poderes y así generar un sano contrapeso y no únicamente avalar las propuestas del partido en el poder.

«El Congreso local es y debe ser la voz de los veracruzanos, por eso los diputados deben atender y escuchar la exigencia de la población; se tiene que dejar de lado la idea de que por ser mayoría pueden incurrir en ocurrencias y no apegarse al estado derecho, definitivamente el que actúen de esa manera no la comparto”, indicó.

 

«El Congreso local es y debe ser la voz de los veracruzanos, por eso los diputados deben atender y escuchar la exigencia de la población; se tiene que dejar de lado la idea de que por ser mayoría pueden incurrir en ocurrencias.”

 

En ese sentido, el legislador de Morena hizo un llamado a sus compañeros de partido para que apliquen los principios que el presidente Andrés Manuel López Obrador impulsó como ideología partidista y que desempeñen sus encargos con base en ellos.

Por tal motivo, insistió en que espera que haya una reflexión entre los miembros de la legislatura local para dejar de aplazar la sentencia de las autoridades federales y con ello evitar que puedan ser sujetos a sanciones por considerar que existe un desacato.

De igual manera, afirmó que si existe inconformidad ante la resolución pueden recurrir a las instancias legales para plantearla, pero no pretender que a través del incumplimiento de la misma se podrá obtener algún resultado.

“Si ya hay amparos ganados no se pueden tomar decisiones a la ligera, yo te puedo decir que, si hay jueces con resolutivos, se deben respetar las decisiones. Si no están de acuerdo que hagan lo conducente, pero el Congreso no es para cumplir caprichos”, insistió.

 

“Si ya hay amparos ganados no se pueden tomar decisiones a la ligera, yo te puedo decir que, si hay jueces con resolutivos, se deben respetar las decisiones.”

 

Del mismo modo, Pérez Bernabé dijo que los ciudadanos son quienes los han elegido para representarlos y dan seguimiento puntual al desempeño de cada uno de los legisladores por lo cual no se les puede engañar y mucho menos pretender poner intereses personales o partidistas por encima de su carácter de representantes ciudadanos, además de que están obligados a cumplir y hacer cumplir las leyes.

El diputado lamentó que este no sea el único asunto que ha sido tratado de esta manera por el Congreso Veracruzano, pues recordó que temas como la presidencia municipal de Actopan también han estado bajo la lupa, entre algunos otros que dijo lesionan el Estado de Derecho.

Finalmente, cabe mencionar que algunos temas que han llegado a los tribunales debido a decisiones que han sido tomadas por los legisladores locales además de la destitución de los magistrados, también se encuentra la destitución del ex fiscal general del Estado, Jorge Winckler, así como la reforma electoral en la que se eliminó la revocación de mandato, además de la controversia por la destitución del alcalde de Actopan, José Paulino Domínguez.