Ciudad de México a 14 de Diciembre (MENSAJE POLÍTICO/ CÍRCULO DIGITAL).-Senadores del Grupo Parlamentario del PT-Morena advirtieron el retroceso que significaría la aprobación de la Ley de Seguridad Interior con la que el PRI y sus aliados pretenden volver a los tiempos del centralismo militarizado y con la que se atenta contra los derechos humanos de los mexicanos.

Al presentar un voto particular en contra de la minuta con proyecto de decreto por el que se expide dicha ley, el senador Benjamín Robles Montoya advirtió que con esta ley se le despoja a la República su carácter federal, su espíritu democrático y su vocación libertaria.

 “Su Ley nos devuelve a los tiempos más obscuros cuando un hombre, un comandante, decidía a su arbitrio la vida o muerte de un ciudadano y lo hacía sentado en una mesa de notables, de camaradas, sin más freno que sus pasiones, determinando así el destino de cualquiera”, acusó.

El senador por Oaxaca aclaró que nadie puede estar en contra de las fuerzas armadas ni dejar de agradecer los servicios que han prestado a México, principalmente en situaciones de desastres y emergencias como las que recientemente han ocurrido en el mes de septiembre.

 Pero, agregó Benjamín Robles, basta con leer un par de artículos de la propuesta presentada por el PRI y sus aliados para comprobar que ellos quieren imponer un centralismo militar a discreción de un comandante.

 “Sépanlo bien, no les será fácil militarizar a México, tendrán que hacerle frente a algo más que a un botón, a algo más que a un tablero electrónico de votación, tendrán que hacerle frente a la dignidad de los ciudadanos y a su inmenso espíritu, tendrán que hacerle frente a cada hombre, a cada mujer libre; tendrán que hacerle frente a la vida”, expresó.Por su parte, el senador Rabindranath Salazar Solorio reiteró que la Ley de Seguridad Interior no tiene sustento constitucional y es ambigua en la falta de controles para la regulación del uso de la fuerza.

 Además, dijo, invade competencias constitucionales por parte de fuerzas armadas a ministerios públicos en materia de investigación y persecución de los delitos y no define de manera clara el término de uso de la fuerza.

 El senador morelense subrayó que la minuta que incluye la Ley de Seguridad Interior es un infortunio legal por donde se observe, porque este Congreso no tiene facultades para discutir y aprobar una ley en la materia.

 Rabindranath Salazar aseveró que además de ser inconstitucional y regresiva a los derechos humanos en materia de protección de datos personales, la ley será la puerta para poder intimidar y perseguir a quienes pretendan el siguiente año iniciar la lucha por un cambio verdadero para nuestro país.

 “Es evidente que el impulsor de esta legislación deberá ser considerado para la historia parlamentaria como el enemigo número uno del Ejército Mexicano; que quede claro, nosotros no estamos en contra del servicio y vocación de nuestras fuerzas armadas, sino que estamos en contra del uso faccioso e inconstitucional que se pretende dar a éstas”, concluyó.