• En tres meses la SEDESO ha distribuido casi 400 mil raciones de comida

• Esto para garantizar el derecho a la alimentación de quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad

Ciudad de México a 20 de Diciembre (CÍRCULO DIGITAL).-La Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO) de la Ciudad de México ha distribuido casi 400 mil raciones de comida para garantizar el derecho a la alimentación de las personas afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre en albergues, campamentos y puntos siniestrados, a través de comedores públicos, comunitarios y emergentes.

A tres meses del sismo, la dependencia mantiene el apoyo a afectados, en cumplimiento a la instrucción del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, para que todas las personas que se encuentren en esa condición de vulnerabilidad reciban, de manera gratuita, comida caliente, nutritiva y balanceada.

Además, para facilitar el acceso alimentario a la población afectada, a partir de noviembre, la red de comedores comunitarios, integrada por 487 unidades habilitadas, se puso a disposición de las personas damnificadas, para canjear vales entregados, a través de la Subsecretaría de Participación Ciudadana de la SEDESO, por comida. Se han distribuido 15 mil vales.

Para la entrega de alimentos, se cuenta también con el apoyo de 10 remolques adaptados como comedores emergentes o móviles, que se trasladan todos los días a albergues, campamentos y puntos siniestrados en los que se requiere el servicio.

Uno de ellos, se ubicó, de manera permanente, en la Unidad Habitacional Tlalpan, en la delegación Coyoacán.

Como parte de las acciones sociales desplegadas por la SEDESO, a través de su “Ejército Rosa” se han entregado aproximadamente 715 mil apoyos materiales como láminas, polines, tinacos, cobijas y colchones; casas de campaña, carpas, estufas, refrigeradores, lavadoras, licuadoras, planchas, despensas, filtros, tlaloques y kits de limpieza; aparatos auditivos y lentes, entre otros.

Otra de las preocupaciones centrales del gobierno capitalino es la atención prioritaria a las personas mayores, a través de servicios médicos, geriátricos y aparatos ortopédicos que les ayuden en su desplazamiento, como sillas de ruedas, muletas, andaderas y bastones.

Este grupo poblacional ha recibido atención especial para su incorporación a los programas sociales a cargo de la SEDESO, como es el de la Pensión Alimentaria para Adultos Mayores de 68 años que radican en la CDMX.

En total se detectó a mil 841 afectados por el sismo —64 por ciento mujeres y 36 por ciento hombres— quienes ya son derechohabientes de ese beneficio y se realizaron 287 nuevos ingresos al programa.

Asimismo, se han brindado 375 atenciones geriátricas y gerontológicas y realizado más de 40 recorridos por campamentos, albergues, inmuebles dañados y domicilios temporales, efectuando 393 canalizaciones a Centros de Atención Integral para la Reconstrucción de la Ciudad de México.