CIUDAD DE MÉXICO, 23 de febrero, (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-El diputado federal del Grupo Parlamentario Nueva Alianza, Francisco Javier Pinto Torres, se pronunció a favor de impulsar proyectos de cuidado ambiental para contrarrestar la erosión costera, ya que esta pone en condición de vulnerabilidad a los ciudadanos que habitan próximos a las costas.

En entrevista, el legislador turquesa comentó que este fenómeno marino tiene un impacto en el cambio climático y fenómenos hidrometeorológicos extremos que afectan a la estructura de los litorales y sus alrededores, y vulnera la vida de la comunidad que habita a su alrededor.

Pinto Torres puntualizó que en México las costas con mayor afectación son las de Tabasco, Veracruz y Campeche, cuya superficie de suelo marino en riesgo ocasionada por el agua es de 42 por ciento, de acuerdo con la Evaluación de la Pérdida de Suelo por Erosión Costera y Eólica de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Por lo que para mitigar los fenómenos meteorológicos extremos que perjudican a los mares mexicanos, “resulta de urgencia impulsar los proyectos científicos de protección y cuidado ambiental, que tengan como objeto el brindar soluciones al problema ambiental costero”, destacó el secretario de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara Baja.

Asimismo, señaló que el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sugiere que para determinar el peligro de erosión costera se deben tomar en cuenta factores condicionantes como clima, mareas, vegetación, así como los fenómenos naturales y la ocupación de duna litoral por parte de particulares.

En ese sentido, el diputado aliancista planteó que se deben incentivar proyectos de cuidado ambiental como el Programa de Estímulos para la Innovación (PEI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a fin de reducir y revertir los estragos de la erosión de playas en las costas mexicanas.

Detalló que dicho programa pretende implementar la colocación de geotubos elaborados a base de productos geotextiles con el objetivo de detectar los sitios donde se concentran los esfuerzos de tensión, los cuales podrían generar grietas o fracturas en el suelo.

“Los resultados de este proyecto han sido de gran magnitud puesto que a un año de haber sido instalado, se logró la reposición de entre cinco y ocho metros de sedimento arenoso. Éstos son compatibles con el ecosistema marino por lo que no alteran la flora ni la fauna y tienen una vida de más de 10 años, son fáciles de desinstalar y no contaminan al ser retirados”, expuso.

En otro tenor, el diputado por Colima indicó que también los daños y pérdidas para México durante los últimos 16 años ascienden a 424 mil 923 millones de pesos, según cifras del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), lo cual representa un alto costo social y económico para el país.

Los siniestros son un gran impacto para la economía y vida de los ciudadanos. Es por ello que debemos promover acciones afirmativas en aras de proteger y salvaguardar a la ciudadanía y a los recursos naturales renovables y no renovables, agregó.

“Es nuestra obligación garantizar los recursos naturales para las generaciones futuras. Con la incentivación de proyectos de protección y cuidado ambiental, se coadyuva en el cumplimiento del compromiso que tenemos con la ciudadanía mexicana”, expresó.