Ciudad de México a 27 de Noviembre (CÍRCULO DIGITAL).- “La violencia política por razones de género no sólo limita a las mujeres, debilita a la sociedad en su conjunto, impide el crecimiento de un país, coarta las libertades de mujeres y hombres, y lacera gravemente el desarrollo sano de nuestra democracia”, así lo señaló la consejera electoral del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), Gabriela Williams Salazar, durante la presentación del Mapa Digital «Mujeres Gobernando lo Local», presentado por la Dra. Georgina Cárdenas Acosta, del Centro de Investigaciones y Estudio de Género (CIEG-UNAM).

El estudio presentado es una herramienta digital, que puede ser consultada por la ciudadanía y que permite visibilizar por regiones la presencia de las mujeres que han estado a cargo de las políticas locales en México. Además, permite acceder a los datos de representación política por entidad federativa a través de cuatro mapas divididos por regiones: 1) Norte; 2) Costa del Pacífico; 3) Centro y 4) Golfo y Sur de México.

En el encuentro realizado en el auditorio Mario de la Cueva de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la también presidenta de la Comisión Provisional para Promover la Igualdad de Género y los Derechos Humanos del IECM, indicó que en el marco del Proceso Electoral 2017-2018, es necesario poner especial atención en los posibles casos de violencia política contra las mujeres que pudieran presentarse.

“Desde 2007, año en que se promulgó la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se han declarado 12 alertas de género en igual número de entidades federativas, y diez más están en proceso de resolverse, con lo que los comicios de 2018 se realizarán en un país con un alto índice de inseguridad y violencia en contra de este sector”, informó.

La consejera electoral del IECM sostuvo que el reto de las autoridades electorales locales y nacional, así como de los partidos políticos, es evitar y combatir la violencia feminicida, además de proporcionar seguridad a sus candidatas, pues, consideró, “esa es una constante nacional a la que ellas se enfrentarán en los comicios de 2018”.

Por otro lado, subrayó que la tarea de los Tribunales electorales locales y federal será documentar ampliamente los casos de violencia, así como trabajar de manera puntual y eficaz en la protección de los derechos humanos del género femenino.

Informó que la paridad política lograda con las reformas constitucionales de 2014, obligará  a que muchas mujeres contiendan por una diputación local; “y es precisamente ahí donde mejor representación han tenido las mujeres. En las siete legislaturas que se han electo, con un total de 66 lugares por ocupar en cada una de ellas, las mujeres han obtenido una representación que va de 24.2 por ciento (con 16 diputadas) –que fue la más baja en 2006-, al actual 45 por ciento (con 30 diputadas). Es de esperar que la VIII Legislatura, que dará inicio en 2018 próximo, las mujeres ocupen 50 por ciento de los escaños”.

En presencia de la consejera electoral del Instituto Nacional Electoral, Dania Paola Ravel Cuevas, y de la directora del Servicio Especial de la Mujer (SemMéxico), Sara Lovera López; agregó que las mujeres que han ocupado puestos legislativos o administrativos coinciden en que los juicios políticos o sociales que padecen durante sus mandatos son mucho más despiadados con ellas, en relación a los que son sometidos los hombres en cargos similares.

En este sentido, enfatizó que los prejuicios misóginos en contra de la participación política de las mujeres siguen presentes, a pesar de los avances en la paridad y las reformas que fortalecen los derechos humanos, por lo que sugirió “no bajar la guardia, no podemos asumir que con lo logrado es suficiente. La capital de México, como entidad federativa de esta República, está a la vanguardia en la materia y es menester seguir avanzando en ello”, finalizó.

La herramienta digital está disponible en el sitio de internet de la UNAM:

 http://cieg.unam.mx/index. php/investigacion/mujeres- gobernando-lo-local-menu