CIUDAD DE MÉXICO, 13 de diciembre, (FRANCISCO MONTAÑO /MENSAJE POLÍTICO/ CÍRCULO DIGITAL).-No vamos a militarizar al país, porque el país tiene diez años donde el Ejército está en las calles, ironizó Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado, respecto a la Ley de Seguridad Interior que podría ser aprobada, con modificaciones este jueves en la Cámara Alta, mientras que si se queda algo pendiente y se ponen de acuerdo, habrá un periodo extraordinario, dijo el senador.

Lo que vamos a hacer es ponerle orden, ayudar a la sociedad civil de que baje la delincuencia en el país y a darle una norma jurídica al Ejército, a la Marina y a la Policía Federal para que puedan actuar en materia de seguridad, justificó el senador.

Informó que la ruta crítica de la Ley de Seguridad Interior es que las cuatro comisiones dictaminadoras aprueben hoy la minuta modificada que envió la Cámara de Diputados y mañana se apruebe en el Pleno del Senado, para a su vez remitirla a la Cámara Baja que mantendría abierto el periodo de sesiones para su aprobación, como lo está acordando Gamboa con el diputado César Camacho Quiroz, coordinador del PRI en San Lázaro.

Hay 9 cambios, que escuchamos de la sociedad civil, de las organizaciones no gubernamentales, de los gobernadores, de los presidentes municipales, destacó el priista, quien advirtió que no se puede dejar conforme a nadie, pero que la ley de Seguridad Interior es perfectible, ante lo que espera salga muy consensada y que tenga el apoyo de todos los partidos, aunque si el PT-Morena.

Sobre los pendientes, Gamboa dijo estar convencido de que “debe salir el nombramiento del nuevo titular de la Fepade, el Fiscal Anticorrupción, voy a hacer el esfuerzo para tratar de llegar a un consenso, algunos magistrados nos hacen falta, van a salir, tenemos calculado que de aquí al jueves o al viernes sesionar, sacar todo lo pendiente aquí en el Senado, indicó.