• “El modelo de gestión de desarrollo urbano está agotado, está rebasado”, sostuvo la diputada panista.

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de Marzo de 2018 (MENSAJE POLÍTICO / AMPRYT).- Con 26 votos a favor, 19 en contra y cero abstenciones el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), VII Legislatura, aprobó regresar con observaciones al Ejecutivo local el Programa General de Desarrollo Urbano (PGDU) para la Ciudad de México 2016-2030.

En tribuna, la presidenta de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana de la ALDF, Magui Fisher, sostuvo que el dictamen aprobado ayer en comisiones unidas de Desarrollo e Infraestructura Urbana y de Preservación del Medio Ambiente, Protección Ecológica y Cambio Climático incluye “observaciones no son meros señalamientos, porque constituyen una propuesta alternativa que beneficie a los ciudadanos”.

La diputada por el Partido Acción Nacional (PAN) agregó que para llegar a este proyecto legislativo se revisó a conciencia la propuesta enviada por el titular de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México donde se hicieron más de 100 observaciones con la finalidad de “presentar un nuevo régimen urbano condicionado para nuestra ciudad”.

La diputada por Miguel Hidalgo manifestó que como producto de integrar la visión de todos los involucrados e incorporar modelos sustentables las diversas fuerzas políticas representadas en la ALDF decidieron votar por regresar la propuesta del Programa General de Desarrollo Urbano con el objetivo de incorporar las observaciones al proyecto de dictamen. Con estas acciones, ganamos todos, sociedad y gobierno.

“El modelo de gestión de desarrollo urbano está agotado, está rebasado”, sostuvo la legisladora local.

En su oportunidad, el diputado por Morena, David Cervantes comentó que su partido propuso diversas iniciativas para integrar un artículo transitorio a fin de que se elaborará un diagnóstico del derecho del hábitat, lo cual no ocurrió.

Asimismo, señaló que no se hizo una consulta a los pueblos y barrios originarios de la ciudad de México por lo que su visión sobre el desarrollo urbano de la CDMX es incompleta.

En tanto que el diputado por el PVEM, Fernando Zárate, comentó que su partido está en contra del PGDU que envió a la ALDF el Ejecutivo local porque no cumple con los requisitos suficientes para que se aprobará en la ALDF, además que los Programas de Desarrollo Urbano Delegacionales  no están incluidos.

Asimismo, su grupo parlamentario coincidió con Morena en el sentido de que las autoridades del Gobierno de la CDMX no consultaron a los pueblos y barrios originarios.

Finalmente, la presidenta de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana de la ALDF, Magui Fisher abundó que es necesario que el titular de la Jefatura de Gobierno local solvente temas como son: el catálogo de colonos, el atlas de riesgo, los estudios de la UNAM sobre las zonas geológicas, la consulta a los pueblos originarios, la nueva encuesta de destino y movilidad y los nuevos mapas hídricos de la ciudad de México, entre otros aspectos.