Ciudad de México a 30 de Octubre (CDMX MAGACÍN).-El coordinador del PAN, Marko Cortés Mendoza, pidió que se realice una investigación robusta, que pueda derivar en sanciones ejemplares, sobre el presunto desvío de 100 millones de pesos (mdp) del gobierno de Nuevo León a la cuenta personal de María Guadalupe Rodríguez Martínez, esposa del dirigente nacional del PT, Alberto Anaya Gutiérrez.

“Nosotros lo que pedimos es que se investigue y que se sancione cualquier tipo de desvío… es necesario una línea de investigación robusta con elementos suficientes para sancionar a todo aquel que sea responsable”, dijo en declaraciones a la prensa, el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

“El problema es que hoy no confiamos en los entes investigadores, no tenemos cabezas en la procuración de justicia, y por eso no hay investigaciones sólidas, fuertes, que puedan terminar en sanciones ejemplares”, abundó.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), en febrero pasado, el gobierno de Nuevo León transfirió 100 mdp a la cuenta personal de Rodríguez Martínez, etiquetados para los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis) en la entidad; sin embargo, los recursos no se canalizaron a éstos, y se detectó que 12 millones terminaron en la cuenta personal del dirigente del PT en Aguascalientes, Héctor Quiroz García.

Cortés Mendoza fue consultado sobre las declaraciones del presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, de que defenderá a los dirigentes del PT, porque se podría tratar de represalias políticas del gobierno federal, tras la creación de una alianza rumbo a las elecciones de 2018.

“La verdad es que es inadmisible (la defensa); a Andrés Manuel López Obrador le debería dar vergüenza estar defendiendo hechos de corrupción como los que están señalados”, manifestó el líder parlamentario del PAN.

“¿Qué podemos esperar de Andrés Manuel, más allá de su incongruencia, inconsistencia y del complot que lo persigue permanentemente?, para él todos aquéllos que lo apoyan, no importa sus pecados y antecedentes, son bienvenidos al reino del señor”, agregó

“Pero la autoridad federal debería de dejar ser cómplice y, entonces, investigar de forma robusta y suficiente para que se pueda sancionar ejemplarmente a quien haya desviado estos recursos que tenían un fin específico”, concluyó.