Ciudad de México a 16 de Marzo(JUAN R. HERNÁNDEZ/CÍRCULO DIGITAL).-La diputada María Eugenia Ocampo Bedolla (NA) resaltó la importancia de impulsar la participación social en las personas mayores y la creación de espacios culturales en los que tengan la oportunidad de integrarse a actividades en beneficio de su condición y su desarrollo humano.

Alrededor del 20 por ciento de los adultos mayores en México sufren de abandono y maltrato, de acuerdo con el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó la también secretaria de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.
 Dijo que, a estas cifras “se suman las de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, en las que se muestra que casi 10 por ciento de la población mexicana estaba constituida por adultos mayores”.
 “Para 2015, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), esta población ascendió a 12 millones 973 mil 411 personas, de las cuales el 25 por ciento se encontraba en condiciones bajas de bienestar y casi 20 por ciento en muy bajas”, agregó la legisladora por Morelos.
 Ocampo Bedolla exhorto al Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), para fortalecer e incentivar los programas y actividades diseñados para atender a este grupo vulnerable, con el fin de lograr su incorporación a una vida plena y productiva, así como reafirmar el aspecto de pertenencia social.
 Mencionó que, según un análisis elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el envejecimiento poblacional se convertirá en “una de las transformaciones sociales más significativas del siglo XXI”, debido principalmente a la reducción de la fecundidad y al aumento de la esperanza de vida.
Comentó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) resalta el importante papel de las actividades de desarrollo en los adultos mayores, toda vez que éstos son elementos que coadyuvan a optimizar las oportunidades de salud, participación y seguridad, con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen.
“La Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo (ENUT) 2014 reveló que en nuestro país la población de 60 años, solamente el 8.0 por ciento dedica un promedio de cuatro horas a la semana a actividades culturales como talleres de artesanías y artes plásticas o clases de cómputo”, añadió.
Las acciones de inclusión de los adultos mayores realizadas a través de clubes, centros culturales y residencias de día, garantizan y fomentan un entorno social incluyente en México, motivo por el que deben ser fortalecidas en aras de garantizarles una vejez digna, concluyó.