Ciudad de México a 27 de Marzo (AMPRYT/CÍRCULO DIGITAL).-El senador Raúl Gracia Guzmán pidió a autoridades federal y estatales salvaguardar y vigilar las vías férreas del país, con el fin de evitar bloqueos, detenciones, impedimentos u obstaculizaciones que impiden que los ferrocarriles cumplan con sus trayectos.

Mediante un punto de acuerdo, Gracia Guzmán, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, solicitó también a las autoridades correspondientes “actuar de forma pronta y expedita ante la presencia de bloqueos, detenciones, impedimentos u obstaculizaciones que eviten a los ferrocarriles realizar los trayectos previstos”.

El senador por Nuevo León recordó que en los últimos dos años distintos grupos de personas han utilizado el bloqueo de las vías férreas, como un instrumento para que las autoridades escuchen y resuelvan sus peticiones.

Los bloqueos, lamentó, han ido en aumento y, además, se han visto acompañados de múltiples eventos de vandalismos contra la infraestructura ferroviaria, a sus componentes, robo de mercancías, sabotaje y daños a la propiedad privada.

En el año 2018, ejemplificó, hubo dos bloqueos que afectaron de manera significativa a las vías férreas, uno en Michoacán que duró más de 20 días y que afectó la movilidad de más de 360 trenes, principalmente de la industria acerera, automotriz, agroindustria, tiendas de autoservicios y departamentales, y a Pemex.

El segundo bloqueo se registró en Delicias, Chihuahua, que duró más ocho días y que “resultó en 151 toneladas afectadas de diferentes industrias como la automotriz, agrícola, metalúrgica y química”.

“Esos bloqueos no sólo representan una grave afectación a la logística nacional y a la economía del país, sino también representan un riesgo en la seguridad e integridad de las personas”, señaló.

Además, dijo que muchos de los trenes detenidos por los bloqueos en ocasiones transportan materiales peligrosos que pueden poner en riesgo la vida no sólo de las personas que se encuentran sobre las vías del tren, sino de las comunidades aledañas a la zona.

Los ejemplos citados demuestran con claridad que se bloquean las vías férreas para sabotearlas y con ello hacer visible un problema que no tiene ninguna relación con el transporte de mercancías y que además genera pérdidas económicas, manifestó.

Por lo anterior, consideró imperativo que las autoridades federales y locales hagan frente al aumento de los bloqueos de las vías férreas en diferentes zonas del territorio nacional.

El punto de acuerdo se turnó a la comisión de Comunicaciones y Transportes para su análisis y dictamen.