Ciudad de México a 05 de Noviembre (CÍRCULO DIGITAL).-Después de una catástrofe natural como la que se vivió en septiembre en varios estados y la Ciudad de México, difícilmente una persona puede tener calidad de vida cuando su parte emocional se encuentra afectada, aturdida o trastornada, por lo cual requiere atención psicológica especializada, aspecto que debería incluirse dentro de los seguros, expuso el diputado Carlos Hernández Mirón.

En entrevista, dio a conocer su iniciativa para reformar el Artículo 162 de la Ley sobre el Contrato de Seguro, con el fin de que se contemple el restablecimiento de la salud emocional después de un evento significativo, como una enfermedad grave que haya puesto en peligro la vida; padecer secuelas de un accidente; ser víctima de un hecho delictivo de alto impacto, o la experiencia ante una catástrofe natural.

“Acontecimientos como éstos dejan secuelas importantes en las personas, quienes requieren seguimiento y atención oportuna mediante apoyo psicológico para recuperar su salud emocional”, puntualizó el legislador federal de Morena.

Explicó que las personas que tuvieron la posibilidad económica de contar con un seguro particular, pudieron hacer frente a los efectos de los sismos de septiembre pasado sobre sus bienes o integridad física. “Sin embargo, hasta hoy no han tenido la posibilidad de atender la corrección de la salud psicológica, porque su póliza no los ampara en ese sentido”.

Hernández Mirón indicó que pese a que la Secretaría de Salud y sus homólogas en los estados pusieron en marcha servicios de atención psicológica tras los recientes movimientos telúricos, éstos resultan insuficientes ante el gran número de personas que presentan algún grado de afectación mental.

“El daño emocional les ha impedido retornar a la cotidianidad, por lo cual es necesario reforzar los tratamientos y la atención psicológica de estas personas por profesionales de la salud, y en ello tienen un papel importante las empresas aseguradoras”, concluyó.