CIUDAD DE MÉXICO, 03 de abril, JUAN R. HERNÁNDEZ / MENSAJE POLÍTICO.-El coordinador de los diputados del PRD, Francisco Martínez Neri, afirmó que su bancada no aceptará que el PVEM y el PRI impongan la Ley General de Biodiversidad y dijo que se requiere abrir un diálogo con la ciudadanía y, sobre todo, con organizaciones especializadas.

También “demandamos que primero se consulte a las comunidades indígenas, quienes son los verdaderos custodios de la biodiversidad de nuestro país”, indicó en un comunicado.

Aseguró que “el Partido Verde y su histórico aliado el PRI están tratando de imponer la Ley General de Biodiversidad y abrogar la Ley General de Vida Silvestre sin previa consulta ciudadana y, sobre todo, ignorando las demandas de los pueblos indígenas”.

Dijo que en su grupo parlamentario “no aceptaremos imposiciones”.

Advirtió que “este nuevo marco legal representa un claro retroceso en la protección de la biodiversidad y atenta contra las prácticas milenarias de los pueblos originarios, quienes siempre han vivido en armonía con la naturaleza”.

 “Es un traje a la medida de un puñado de empresarios que saldrán beneficiados a costa de la conservación de la flora y fauna a nivel nacional, ya que disminuye los esquemas de cuidado que habían posibilitado la existencia de las Áreas Naturales Protegidas, al grado que ahora podrán permitirse actividades mineras y la explotación de hidrocarburos en dichas zonas”, sostuvo.

El líder parlamentario explicó que esta ley dispersa el actual marco normativo ambiental del país, “ya que debilita los alcances jurídicos del principal instrumento para la protección y el ordenamiento ecológico”.

 “Es decir, su entrada en vigor complicaría la aplicación de Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, la Ley General de Cambio Climático, la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables y la Ley de Desarrollo Rural Sustentable”, añadió.

Aseveró que el PVEM y el PRI “se alían para dañar el patrimonio de los mexicanos. Pretenden dar un albazo legislativo, pues quieren aprobar cuanto antes esta ley, no obstante que diversas voces especializadas han demostrado las incongruencias e inconsistencias que presenta el actual documento”.

Apuntó que el grupo parlamentario del PRD “no se quedará de brazos cruzados mientras se busca despojar a los pueblos originarios de su patrimonio, ni seremos simples espectadores mientras el interés de un grupo devasta la rica biodiversidad que existe en México”.

 “Desde ahora les decimos que daremos la pelea, impugnaremos este marco legal y votaremos en contra, ya que se trata de una ley lesiva, que representa un retroceso y atenta contra los derechos humanos de toda la población”, agregó.

Martínez Neri expuso que se requiere discutir un proyecto que derive en una Ley General de Biodiversidad integral, que incorpore mecanismos más amplios de protección para humedales y manglares; “sobre todo considerando la acelerada pérdida de estos ecosistemas en México y que son un elemento fundamental de defensa ante los efectos adversos del Cambio Climático”.