Juan Martínez Veloz

La competencia presidencial en México empieza a tomar color. Los aspirantes (precandidatos) y partidos buscan ganar la atención de la opinión pública y de los electores. Comentaremos brevemente los puntos fuertes de cada fuerza política (las debilidades lo haremos en otra colaboración).

*EL PRI RESPIRA RUMBO AL 2018

Hace algunos meses (30.05.2017) en otro artículo  hicimos un comentario que hoy (Diciembre 2017) toma relevancia. Señalamos:

“Hay mucha incertidumbre en el priismo por los malos resultados del 5 de junio en las elecciones estatales y las últimas encuestas de los aspirantes presidenciales 2018.

….

A lo anterior agregaríamos que dentro de este “buen cierre de sexenio” para el actual presidente de México EPN REQUIERE GANAR DE PERDIDO 2 DE LAS 3 ELECCIONES DE GOBERNADOR DEL 4 DE JUNIO.

El Estado de México el PRI partido del presidente EPN está obligado a ganarlo por ser un estado muy priista y lugar de nacimiento y residencia por muchos años del presidente EPN.

Un triunfo legal y legitimo (por un margen razonable de diferencia) sobre el 2º. lugar es obligado.  La rivalidad del PRI con AMLO y su candidata Delfina Gómez en Edomex es muy fuerte.

Además el Estado de México es la entidad de la Federación con el padrón electoral más grande (arriba de 11 millones de electores) por lo cual una victoria allí catapultaría al PRI rumbo a la elección presidencial del 2018.

Coahuila es otro estado importante para el PRI por varias razones:

COAHUILA DE ZARAGOZA es diferente en esta coyuntura electoral;  no es un estado con un padrón electoral muy grande (poco mas de 2 millones de electores).

En cambio es una entidad federativa grande en territorio (3º. después de Chihuahua y Sonora en México) y fronterizo con EUA. Su valor agregado en esta elección próxima es histórico; en cierta manera es el estado “madre (principio) del PRI” y de la Revolución Mexicana.

…..

*PRONTO SABREMOS SI  EL PROYECTO POLITICO EPN SIGUE FIRME PARA EL 2018 O HABRÁ UN GIRO HACIA DONDE LA SOCIEDAD MEXICANA DETERMINE. LAS ELECCIONES DEL 4 DE JUNIO SON UNA MUESTRA, UNA ANTESALA DE LO QUE PUEDE OCURRIR EN EL PRÓXIMO AÑO 2018”.

Después de conocerse (a finales de Noviembre) la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en la que se reconoce la victoria del candidato priista a gobernador en el Estado de Coahuila Ing. Miguel Riquelme y sumado al triunfo en la elección de gobernador del Estado de México,  es obvio que políticamente el PRI respira para iniciar con nuevos bríos la campaña presidencial  del año 2018 y olvidar los descalabros electorales del 2016. 

Lo ideal para el PRI es que su hoy precandidato (José Antonio Meade) inicie la campaña electoral (en los tiempos de la ley electoral) en un 2º. lugar en las encuestas con el Lic. Andrés Manuel López Obrador. Hoy a principios de diciembre las encuestas que aparecen son contradictorias.

Creemos que lo que está pasando con la precandidatura del Dr. Meade es lo siguiente:

La apuesta que visualizamos del PRI con el perfil del precandidato Meade es buena en el papel, en función de tratar atraer el electorado no priista  con el perfil ciudadano de Meade. Y a la par, jalar el voto útil azul (de panistas) con los inconformes de ese partido. Sin embargo también muchos  priistas de “hueso colorado”  se preguntan si ¿No se está cediendo demás con el PAN?

La apuesta (PRI- voto útil azul y apartidistas) es incierta y puede fallar debido a la situación interna que atraviesa el PAN de divisionismo y de rechazo a lo que huela al ex presidente Felipe Calderón (Meade fue un alto colaborador del ex presidente azul).

Aparte la esposa del el presidente FCH Margarita Zavala intenta registrarse como candidata independiente a la presidencia de la república también para 2018. Estas son las sombras negativas para el precandidato del PRI.

Por otro lado en el equipo de campaña del precandidato priista aun no se ven los nombres de auténticos priistas (Liga Mayor) que lo pueden ayudar a manejar bien la relación con ese partido (gente como Eruviel Ávila,  Manlio Fabio Beltrones, Miguel Osorio Chong, María de los Ángeles Moreno, Aristóteles Sandoval,  entre otros.

*AMLO Y LA APUESTA POR LA “TERCERA ES LA BUENA”

 El Lic. Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se perfila de nueva cuenta como candidato presidencial en 2018.

La apuesta de “la tercera es la buena” se basa en que algunos presidentes en otros países han llegado a ocupar el cargo después de competir en varias ocasiones antes de ganarlo. Tales son los casos de François Mitterrand en Francia, Salvador Allende en Chile y Luis Ignacio Lula da Silva en Brasil.

AMLO en las dos ocasiones anteriores que ha cometido ha sido un candidato muy competitivo en 2006 y 2012 ocupando el segundo lugar. En 2006 son muchas las voces que piensan que el ganó la elección.

Aunque no hay prueba plena de ello, diferentes testimonios y presunciones de los hechos acontecidos en ese año permiten suponer razonablemente que así fue. Aparte del hecho de que un triunfo de cualquier partido en el poder por pequeño margen de diferencia siempre será cuestionable.

Lo anterior,  aunado a la presidencia de Donald Trump en EUA con políticas muy anti mexicanas creemos que hacen posible que muchos mexicanos vean en AMLO como el hombre que necesita México para equilibrar la relación de México con EUA.

 *EL “FRENTE CIUDADANO”

 En los partidos que integran el llamado “Frente Ciudadano”  (PAN, PRD, MC) hay un fuerte debate sobre la forma de elegir y la persona de quien será su candidato presidencial. Se ven un poco atrasados (aunque los tiempos formales están en la Ley Electoral aprobada en 2014)  frente otros aspirantes presidenciales ya muy definidos como Meade por el PRI y AMLO por MORENA y las demás fuerzas que se le sumen.

Allí no hay dudas que el aspirante de mejor nivel es el Dr. Miguel Ángel Mancera (MAM) por lo que representa la Ciudad de México y la UNAM para México y el mundo.

La elección presidencial no es una “suma de votos del partido que mas estados gobierne en el país” y los mejores ejemplos son los presidentes de la república que ha tenido el partido azul, Vicente Fox y Felipe Calderón que ganaron en 2000 y 2006 teniendo el PAN solo una pequeña cantidad de estados gobernado el país.

 

[email protected]