Ciudad de México a 1 de noviembre (CÍRCULO DIGITAL).-El diputado Braulio Guerra Urbiola (PRI), presentó una iniciativa de reformas a la Ley de Instituciones de Crédito, a fin de eliminar las comisiones por retiro de efectivo con tarjetas de crédito o débito, cuando el cajero sea distinto al banco emisor del plástico.

Indicó que un gran número de ciudadanos, sobre todo quienes viven en zonas rurales, al no tener una gama de cajeros de todos los bancos, forzosamente pagan para poder disponer de su efectivo, pues no tienen acceso o sólo tienen disponible un cajero automático, el cual no necesariamente es del banco que emitió su tarjeta.

Además, sostuvo, “hasta ahora no existe un tope a las comisiones que se cobran por operaciones interbancarias y las tarifas están en el rango de 8 a 40 pesos y de los 7.50 a 12 pesos por consulta de saldo, dependiendo de la ubicación y giro comercial donde estén instalados los dispensadores de efectivo”.

Desde la Tribuna, el legislador por Querétaro, explicó que de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, en 2015 México era el tercer país con menos cajeros automáticos, en una valoración de 21 países con 342 cajeros por cada millón de personas.

Dijo que el argumento de las instituciones bancarias para cobrar esas comisiones es “que sirven para incrementar el tamaño de la red y cubrir costos operativos”; sin embargo, de 2008 a 2013 hubo un crecimiento de 2.6 por ciento de la red de cajeros automáticos, “por tanto, este argumento resulta ser poco efectivo en la realidad”.

Resaltó la necesidad de regular esos cobros “para que no te cobren nada por retirar tu dinero”, ya que una persona que gane mil 500 pesos y retire su dinero en un dispensador de otro banco, con tres retiros por quincena, perderá 10 por ciento de su sueldo. “Es injusto”, subrayó.