CIUDAD DE MÉXICO, 17 de Marzo de 2018 (MENSAJE POlÍTICO / AMPRYT).- Por considerar que es injusto e insostenible que las empresas de carácter privado, que se encuentran dentro de los aeropuertos, no paguen impuesto predial a las autoridades municipales, los senadores Patricio Martínez García y Enrique Burgos García presentaron una iniciativa que modifica la Ley de Vías Generales de Comunicación y la Ley de Aeropuertos.

Los senadores priistas mencionaron que en la actualidad existen 54 municipios en el país que cuentan con aeropuerto, los cuales se encuentran directamente concesionados a empresas, concentradas principalmente en tres grandes Grupos Aeroportuarios, Aeropuertos del Sureste (ASUR), del Pacífico (GAP) y del Centro-Norte (OMA), los cuales no pagan contribuciones municipales, afectando de forma severa las finanzas municipales y, por ende, a la población de esos municipios.

Si bien, estos grupos aeroportuarios prestan un servicio “reconocido jurídicamente como público”, además de que el inmueble en donde se ubican éstas terminales aéreas, son considerados bienes de servicio público, artículos 1 y 2 de la Ley de Aeropuertos y artículo 6, fracción VI) de la Ley General de Bienes Nacionales, es necesario recalcar y hacer énfasis, el postulado principal de la presente iniciativa, que es el de que la diversidad de servicios que se prestan al interior de estos inmuebles, entre los que podemos mencionar tiendas de diversa índole, bancos, restaurantes, hoteles, estacionamientos, taxis, y el mismo servicio de transporte aéreo, son servicios netamente privados, que generan cuantiosas ganancias, razón por la cual deben estar obligados a contribuir a las finanzas de los municipios, recalcaron.

Para darnos una idea del margen de ganancias con que operan estos tres grupos aeroportuarios, indicaron los legisladores, por citar un ejemplo, verificando los informes anuales presentados por el Grupo Aeropuertos del Sureste (ASUR) ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), podemos observar que durante los años 2014, 2015 y 2016, este conglomerado reportó utilidades netas por 2 mil 200, 2 mil 900 y 3 mil 600 millones de pesos, respectivamente, ganancias que no pagan ningún gravamen municipal, a pesar de este importante flujo de utilidades generadas en bienes utilizados para servicio privado, aunque sea público masivo el que acude a los aeropuertos, lo que no lo hace un servicio público.

“Por su parte, el Grupo Aeroportuario del Pacífico, S.A.B. de C.V., informó a la Bolsa Mexicana de Valores una utilidad neta durante 2016 de aproximadamente 3 mil 600 millones de pesos, cifra similar a la reportada por grupo ASUR. Y finalmente el Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA) reportó un crecimiento en su utilidad neta de 51.7 por ciento comparado con 2015, al registrar mil 877 millones de pesos durante el 2016”, revelaron.

Los senadores Martínez y Burgos dieron a conocer que el Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA) administra los siguientes aeropuertos del país: Acapulco, Ciudad Juárez, Chihuahua, Culiacán, Durango, Mazatlán, Monterrey, Reynosa, San Luis Potosí, Tampico, Torreón, Zacatecas y Zihuatanejo.

En tanto, el Grupo Aeroportuario del Pacífico opera los aeropuertos de Aguascalientes, Hermosillo, Guadalajara, La Paz, León, Los Cabos, Los Mochis, Manzanillo, Mexicali, Morelia, Puerto Vallarta y Tijuana.

Y finalmente el Grupo Aeropuertos del Sureste opera las terminales aéreas de Veracruz, Oaxaca, Huatulco, Minatitlán, Villahermosa, Tapachula, Mérida, Cozumel, Cancún y una terminal en el extranjero ubicada en San Juan de Puerto Rico.

“Esta lista representa la relación de municipios afectados por no pagar el impuesto predial, razón por la que los principales afectados son los miles de habitantes que habitan en ellos. Ante este escenario, es necesario modificar el marco legal vigente para que las autoridades municipales puedan exigir el pago de contribuciones, tanto a las autoridades del aeropuerto, como a los múltiples comercios y servicios que se encuentran al interior de los mismos”, destacaron.