Tras la puerta del poder

Roberto Vizcaíno

En no más de 2 minutos Carlos Loret de Mola, en su programa tempranero en Televisa, presentó ayer un panorama aterrador del México violento de estos días de sucesión presidencial.

Directo, sin palabra de más, indicó que este 2017 “se perfila como el peor año en materia de inseguridad en todo México, nada más piense en el puente violento que tuvimos, una veintena de ejecuciones en BCS, incluyendo la del Presidente de la CEDH y su familia, casi otro tanto en Tepic, Nayarit; 3 en Cancún, 3 en Zacatecas, 3 en Acapulco, en Caborca, Sonora, no pudieron terminar un partido de fútbol americano porque se agarraron a balazos policías contra presuntos delincuentes y además la muerte del Director General de IZZI, después de una balacera cuando le trataron de robar su bicicleta mientras estaba haciendo ejercicio, cifras de cómo está México”

Al reporte agregó un reportaje en el que se describió que, “un promedio de 2 mil 329 personas han sido asesinadas en México mensualmente durante este año, es decir, se ha cometido un homicidio cada 18 minutos y 47 segundos, según un análisis del Observatorio Nacional Ciudadano, cifras del SNSP indican un crecimiento de todos los delitos en 2017.

“El Edomex se encuentra en las 5 entidades con mayor índice de robo con violencia, dice el Director del ONC, Querétaro y BCS históricamente con bajos índices delictivos hoy se encuentran en un proceso de violencia acentuado, *el análisis del ONC señala que, de mantenerse los niveles de violencia, 2017 será el peor año en materia de inseguridad, superando a 2011 el cual era considerado el año con más delitos. Prevén que 2017 termine con una cifra récord de 27 mil 955 víctimas de homicidio y el panorama para 2018 no es favorable”.

El resumen  anterior le multiplicó ayer por cientos de miles a través de las redes sociales. Más claro, ni las recuperadas cascadas de Agua Azul.

Mi examigo Pereyra, que se aterra y deprime porque vuela la mosca, que ante cualquier delito o corruptela califica al país de ser una porquería, que al despertar y para ponerse a tono escucha el tango Cambalache de Enrique Santos Discépolo, estaba ayer en el nivel de pánico alerta purpura. Así debieron estar otros muchos dentro y fuera de México luego del crudo reporte de Loret. No es para menos.

LOS MENSAJES DEL GENERAL

En este contexto y dentro de la Ceremonia de Imposición de Condecoraciones y Ascensos en el Campo Marte, encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto, el general Salvador Cienfuegos le volvió a hablar, a suplicar a esa pared sorda, insensible y absurda en que se han convertido el Senado y la Cámara de Diputados.

Ahí, ante Ernesto Cordero presidente del Senado de la República y de Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Cámara de Diputados, el titular de la Defensa y en representación también de la Marina y la Fuerza Aérea, les dijo:

Que las fuerzas armadas han estado y estarán para proteger integridad territorial así como las vidas los patrimonios de los mexicanos dentro de una “subordinación irrestricta al poder civil, sin pretensiones políticas de ninguna índole.

“Fuerzas Armadas, que seguirán contribuyendo de manera subsidiaria, con absoluta entrega y sin protagonismos, en la significativa labor que las autoridades realizan para garantizar el bienestar común y la seguridad de la ciudadanía.

Tareas que siguen requiriendo de un marco jurídico que dé certeza en el actuar, no sólo de las Fuerzas Armadas, sino de todos los obligados a hacer cumplir la ley y a fortalecer el Estado de Derecho.

“Un marco jurídico no para otorgar beneficios o prerrogativas, sino para establecer limitaciones y obligaciones a las autoridades que constitucionalmente son las responsables de brindar seguridad a los mexicanos.

“Un marco jurídico que defina, establezca y verifique la ruta crítica para contar con instituciones policiales organizadas, preparadas y equipadas para atender la problemática en materia de seguridad pública.

“Un marco jurídico que defina también, con toda precisión, procedimientos y tiempos para que los militares regresemos a los cuarteles, a cumplir con nuestros fines y con nuestras misiones.

“Un marco jurídico realista, objetivo, armónico y práctico, producto del consenso y avalado por la ciudadanía, alejado de condicionamientos o intereses políticos.

“Un marco jurídico para beneficio de todos los mexicanos, que aún no se consolida. Sin duda, es un pendiente de nuestra realidad democrática.

Desde esta tribuna, las Fuerzas Armadas respetuosamente solicitamos una vez más a nuestros representantes en el Congreso avanzar en este urgente ordenamiento que, insistimos, obligue, dé orden y sentido a las instancias encargadas de la seguridad y defensa del Estado mexicano, seguridad nacional, de las instituciones; seguridad interior y de los ciudadanos, seguridad pública.

Asumamos las responsabilidades que a cada uno compete y demostremos al pueblo de México la eficiencia de sus instituciones, procurándole las condiciones de seguridad que merece”, insistió.

El general Cienfuegos ha pedido lo mismo desde hace ya al menos 2 años. Y diputados y senadores mantienen congeladas las iniciativas y en debates estériles los proyectos de una Ley de Seguridad Interior.

SE SIENTE HORRIBLE  

Ante la reiteración del reclamo castrense, Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Cámara de Diputados, convocó ayer mismo a los coordinadores de los partidos representados en San Lázaro, para, dijo, “que tomemos una decisión, decir que (La Ley Interior) salga como sea, si es a favor, a favor, si es en contra, en contra, y que no pase, pero que no se quede en la congeladora”.

Y comentó:

“Yo estaba presente en el evento… y es duro que te reclamen, pero que te reclamen con razón es más duro. Y francamente estás viendo cómo se están entregando condecoraciones y estás viendo a las  familias aplaudir y felicitar a los soldados y luego tienes que pensar en los soldados, esos mismos que ayer estaban celebrando, en la calle, enfrentándose a un enemigo contra el que no tienen ningún marco jurídico que los respalde y luego nos quejamos.

“O sea, la queja de las Fuerzas Armadas es absolutamente justificada, esto es lo primero que tenemos que entender los diputados y con esa mentalidad tenemos que llegar a una conclusión en este tema: lo aprobamos, o no.

“Lo que ya no podemos, es seguir manteniéndolo en la congeladora esperando que se resuelva solo, o esperando que las circunstancias políticas le favorezcan a cada quien para entonces, sí, tomar una decisión.

“Este es un tema de patria, este es un tema de defensa nacional, este es un tema se seguridad real. No son especulaciones. En la calle hay fuego, en la calle hay muertos, en la calle hay autoridades que necesitan saber hasta dónde pueden llegar, y bueno, como dijo el General ayer, también necesitan saber si cuentan o no con los responsables de hacerlo y esos somos los diputados”.

Ernesto Cordero, presidente del Senado, al parecer tuco por su lado conversaciones con sus coordinadores para avanzar en la parte que le corresponde a esta cámara en cuestiones de la Ley Interior.

El caso es que el 15 de diciembre termina el actual período que es en los hechos el último de la actual legislatura, pues el de febrero a abril estará marcado por la campaña electoral de 2018. Ahí no se va a aprobar nada.

Si la Ley Interior no sale en este par de semanas siguientes, se quedará en el congelador legislativo hasta la siguiente legislatura, la que inicia el 1 de septiembre de 2018.

..[email protected] / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa