Ciudad de México a 25 de Octubre (CÍRCULO DIGITAL).- El secretario de Estado, Rex Tillerson, afirmó hoy que las sanciones económicas de Estados Unidos contra Irán son en respuesta a su «comportamiento maligno», en el marco de su primera visita oficial a India.

En una conferencia de prensa en Nueva Delhi, luego de una reunión con la canciller india, Sushma Swaraj, Tillerson destacó que las sanciones apuntan a las «actividades desestabilizadoras» de Irán, no al pueblo iraní ni a las actividades comerciales «legítimas» de otros países.

«A medida que adoptamos medidas para imponer sanciones al régimen (…) nuestro objetivo es negar la capacidad de financiación y desarticular las actividades relacionadas con estos comportamientos malignos», indicó.

El jefe de la diplomacia estadunidense condenó el programa de misiles balísticos de Irán, su exportación de armas a organizaciones terroristas y su participación en conflictos armados en Siria y Yemen.

Tillerson reiteró que «nuestros desacuerdos son unicamente con el régimen revolucionario», según un reporte de la cadena Al Arabiya.

«Estamos tomando medidas para imponer sanciones al régimen y en particular a la Guardia Revolucionaria. Nuestro objetivo es denegar la capacidad de financiación e interrumpir las actividades relacionadas con su comportamientos malignos», remarcó.

El diplomático estadunidense, quien llegó a Nueva Dehli, procedente de Pakistán, dejó en claro que la única intención de Estados Unidos es dar «apoyo a las voces modernas dentro de Irán», a fin de lograr un eventual cambio de gobierno.

«Sabemos que hay fuertes sentimientos y valores dentro de Irán, por eso queremos promover el cambio, para que un día el pueblo iraní pueda retomar el control de su gobierno y poner fin al régimen revolucionario represivo. No queremos dañar al pueblo iraní. Nuestra lucha no es con el pueblo iraní», reiteró.

La administración del presidente Donald Trump impulsa una línea más dura contra Irán, amenazando con retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015, con el que la República Islámica prometió restringir sus actividades nucleares a cambio del lavantamiento de las sanciones económicas internacionales en su contra.

El gobierno estadunidense ha impuesto varias sanciones a muchos individuos y entidades del régimen iraní por el desarrollo del programa de misiles, que sigue impulsando Teherán.

Tilerson dijo que Estados Unidos trabajará con sus aliados para contrarrestar la «actividad desestabilizadora» de Irán y su apoyo a «representantes terroristas», le impondrá sanciones adicionales para bloquear su financiación del terrorismo y abordará la «proliferación de misiles y armas del régimen que amenazan a sus vecinos».

A principios de este mes, Trump dijo que no iba a certificar que Irán estaba cumpliendo con los términos del acuerdo nuclear e informó que le dio al Congreso de Estados Unidos 60 días para que decida si se vuelven a imponer las sanciones económicas que le fueron levantadas a Teherán tras la firma del convenio de 2015.