Ciudad de México a 16 de Noviembre (CÍRCULO DIGITAL). –Senadores del PT-Morena manifestaron su posición en contra de la reserva al proyecto de convocatoria para elegir al titular de la FEPADE, la cual modifica las bases para que el nuevo fiscal pueda haber sido militante, candidato o dirigente de algún partido.

 Ante el pleno del Senado, el legislador Luis Humberto Fernández Fuentes consideró fundamental incrementar legitimidad de los órganos conductores y calificadores de la elección del 2018, lo cual  se logrará con un fiscal neutro, objetivo y responsable.

 “Es momento de apostar por una designación transparente, hacer una designación opaca y arbitraria que privilegie una decisión facciosa, basada en intereses de grupo y con un fiscal militante, sería de gran desprestigio para el Senado y de peligro para la impartición de justicia electoral en México”, señaló.

 Llamó a los grupos parlamentarios del PRI, PAN y PRD a ser claros sobre si van a optar por una designación de un fiscal sobre un perfil o si se va a hacer una negociación, como la que se intuye en este momento, sobre nombres

 Por su parte, el senador Zoé Robledo aseguró que pensar en un fiscal militante, convertiría a la FEPADE en el secuestrador declarado del proceso electoral y a todos los electores sus secuestrados.

 Reprochó que el senador que propuso la reserva, Manuel Cárdenas, hable de responsabilidad y de preocupación por el cumplimiento de la ley, pero lo que está haciendo es un aberrante retroceso institucional.

“Entregarle la persecución de los delitos electorales a un militante es tanto como darle un cerillo a un piromaniaco; es tanto como darle la Iglesia a Lutero; es poner al lobo al frente del rebaño de las ovejas; es darle acceso a Javier Duarte a los recursos del pueblo de Veracruz”, dijo.

Advirtió que el proponente hizo lo mismo con la iniciativa #3de3, presentando una reserva a nombre del PRI, por lo que ya  no puede confiar en su posición; “usted mató #3de3 y hoy quiere matar a la FEPADE”.

En su turno, la senadora Lorena Cuéllar destacó que en la convocatoria no se establecieron los elementos mínimos para garantizar la apertura total para la participación de la sociedad en el procedimiento ni los elementos objetivos para el análisis del perfil de candidatos.

“Esta determinación lleva la elección del titular de la FEPADE al terreno de la discrecionalidad política, por encima de apreciación objetiva y verificable de la idoneidad de los candidatos para ocupar este cargo”, expresó.