CIUDAD DE MÉXICO, 12 de agosto, (CDMX MAGACÍN).—A dos años de gobierno y a pesar del confinamiento por la emergencia sanitaria, el delito de robo en sus distintas modalidades, mantiene a la Ciudad de México como la segunda entidad con mayor incidencia delictiva a nivel nacional y también el segundo lugar en carpetas de investigación, por lo que la seguridad es aún una asignatura pendiente del Gobierno capitalino.

Así lo consideró Andrés Atayde Rubiolo, Presidente de Acción Nacional en la Ciudad de México al señalar que de acuerdo con cifras del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la capital del país concentra 95 mil 220 presuntos delitos de los 888 mil 97 cometidos en lo que va del año, solo detrás del Estado de México que se ubica en el primer lugar con 162 mil 985 casos.

Agregó que esta situación coincide con los datos ofrecidos por el Observatorio Ciudadano en su Reporte del Segundo Trimestre de Incidencia Delictiva donde se advierte que la Ciudad de México ocupa el segundo lugar en carpetas de investigación por robo a transeúnte, robo en transporte público y robo a negocio, mientras que en cuarto lugar en robo con violencia.

“La seguridad debe garantizarse en su totalidad, es uno de los compromisos inconclusos de la doctora Sheinbaum y el descenso en algunos delitos no es sinónimo de triunfo sino de resultados a medias”, sostuvo.

Y es que, de acuerdo con datos oficiales, de enero a junio de este año, las llamadas al 911 por delitos como la violencia familiar y el feminicidio registraron un aumento del 4.29 y 25%, respectivamente.

A nivel nacional, la capital del país pasó del 10° al 8° lugar en violencia familiar, siendo las Alcaldías de Iztacalco, Xochimilco y Magdalena Contreras las que tienen la mayor tasa de crecimiento. Mientras que que el feminicidio, ocupa el tercer lugar lugar a nivel nacional; las Alcaldías las alcaldías Gustavo A. Madero y Tlalpan ocupan el 5o y 6o lugar de los 100 municipios con el mayor número de casos.

“Aunque se presuma la caída en varios delitos, este mismo fenómeno ha sucedido en todas las entidades federativas, por lo que se puede concluir, que no es producto de una política propia del Gobierno de la Ciudad de México, sino más bien al confinamiento que se ha dado en todo el territorio nacional”, aseveró.

Atayde Rubiolo reconoció que si bien hay un ligero descenso en otros delitos, el regreso a la nueva normalidad, el incremento de la presencia de las y los capitalinos en las calles exige fortalecer la estrategia de seguridad para evitar un repunte en la incidencia delictiva.

“No se puede bajar la guardia ante la crisis económica que atraviesa nuestra ciudad y todo el país y desafortunadamente, no podemos descartar otros ilícitos como la extorsión o el secuestro puedan incrementarse en el corto plazo”, lamentó.

Finalmente, el líder panista destacó que en contraste a toda la ciudad, la alcaldía Benito Juárez, a cargo del panista Santiago Taboada, ha dado buenos resultados gracias a la aplicación de su programa Blindar BJ. Logrando decrecer los índices en homicidio doloso y secuestro.

www.pancdmx.org.mx